No está todo dicho en caso Puigdemont : ministro de Justicia español
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

No está todo dicho en caso Puigdemont : ministro de Justicia español

COMPARTIR

···

No está todo dicho en caso Puigdemont : ministro de Justicia español

España espera la resolución definitiva del tribunal alemán, y 'lo razonable sería que se adecue lo más posible a lo que el juez español pidió', dijo Rafael Catalá.

13/04/2018
Carles Puigdemont

MADRID.- La justicia española no descarta que los jueces alemanes cambien de criterio tras su negativa a extraditar al expresidente catalán Carles Puigdemont por el delito de rebelión, dijo el ministro español de Justicia, Rafael Catalá, después de que fiscales de ambos países se reunieran el jueves.

Funcionarios de las fiscalías de ambos países celebraron un encuentro en La Haya, en la sede de la agencia judicial de la Unión Europea, para abordar la decisión de un tribunal de Schleswig-Holstein que dictaminó que la extradición de Puigdemont a España sólo sería posible por malversación de fondos públicos.

En una entrevista con la radio Onda Cero, el ministro de Justicia español dijo que "en absoluto" estaba dicha la última palabra sobre el caso Puigdemont.

"Es un procedimiento que no ha finalizado, que está en marcha, que tiene fases sucesivas", dijo Catalá.

El ministro señaló que el fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, le había transmitido su satisfacción tras la reunión entre los fiscales de ambos países, que según dijo es un procedimiento habitual que se utiliza para aportar más información sobre procesos de detención y entrega.

"Esperemos que en la resolución definitiva del tribunal alemán, lo razonable sería que se adecue lo más posible a lo que el juez español ha establecido", dijo Catalá.

El tribunal alemán consideró que no hay base jurídica para juzgar a Puigdemont por rebelión, el principal delito por el que el juez del Tribunal Supremo español Pablo Llarena había solicitado su entrega en relación con los acontecimientos que llevaron a la declaración de independencia de Cataluña en octubre.

Alemania aseguró que faltaba el elemento de violencia para considerar que hubo "alta traición", un delito asimilable al de rebelión que existe en el código penal español, que implica penas de hasta 30 años.