Mundo

Niños ahogados convierten el sueño europeo en pesadilla

Se calcula que en  el intento de cruzar del continente africano hacia Europa murieron 50 niños ya que la bodega en la que se transportaban se hundió en el mar Mediterráneo. 
Bloomberg
21 abril 2015 18:55 Última actualización 22 abril 2015 5:0
Calculan que unos 50 niños murieron en la bodega. (Reuters)

Calculan que unos 50 niños murieron en la bodega. (Reuters)

Para muchos niños cuyos padres refugiados soñaban con una vida nueva en Europa, el viaje a través del Mediterráneo terminó atrapado en la bodega de una embarcación destartalada que se hundió hasta el fondo del mar.

Los organismos de ayuda dicen que los menores intentan cada vez con mayor frecuencia un cruce que se llevó la vida de entre 700 y 950 personas cuando el sábado un barco dio una vuelta de campana frente a las costas de Libia, en el que podría ser la peor de estas catástrofes en el Mediterráneo.

“Calculamos que unos 50 niños murieron en la bodega con sus madres”, dijo Andrea Iacomini, portavoz italiano del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, o UNICEF. “El objetivo era acumular a bordo la mayor cantidad de gente posible”.

Los que logran llegar a Europa vivos a menudo desaparecen, lo que pone de manifiesto el peligroso futuro que aguarda a los migrantes una vez que llegan al otro lado. De los 12.000 niños que llegaron este año a los llamados centros de acogida de Italia, alrededor de 3.500 desaparecieron sin dejar rastros, dijo Iacomini desde Roma.

“Ni siquiera tenemos las huellas dactilares de estos chicos”, señaló. “Creemos que podrían terminar en manos de la mafia u otras bandas criminales, a menudo para actuar como correos de los traficantes de drogas”.

Italia es el primer punto de contacto en Europa para la mayoría de los que huyen de la guerra, la pobreza o simplemente buscan una vida mejor.

1
     

     

Bodega se hunde en el Mediterráneo. (Reuters)

RUTAS MEDITERRÁNEAS

Según Frontex, organismo de administración de las fronteras de la Unión Europea, más de 170.000 refugiados llegaron a Italia en 2014, el flujo más numeroso hacia un país en la historia de la UE. Esto contrasta con los 40.000 que cruzaron el año anterior hacia Italia y Malta. Libia a menudo es el “punto de nexo” donde los migrantes se reúnen para embarcar.

La ruta del Mediterráneo oriental que usan los refugiados que atraviesan Turquía para llegar a la UE vía Grecia, el sur de Bulgaria o Chipre fue la segunda mayor zona de cruce de fronteras en 2014 con un total de 50.830.

Los migrantes que llegan a la costa italiana, o son salvados en el mar, pasan los primeros tres días en el continente en los centros de acogida, a menudo en malas condiciones de higiene, según las organizaciones de ayuda. Con el aumento de la cantidad de refugiados, Italia rápidamente abrió más centros “incluso en antiguos clubes nocturnos y edificios sin ventanas”, dijo Aurélie Ponthieu, asesora humanitaria de Médecins Sans Frontières, o MSF, en Bruselas.

Las mujeres y los niños son un porcentaje cada vez más alto de los grupos de migrantes, quienes, según los fiscales sicilianos, pagan hasta 4.000 euros (US$4.290) cada uno por el cruce.

“Vemos más mujeres, más niños e incluso más bebés”, explicó Ponthieu en una entrevista telefónica. “Eso incluye a los eritreos. Antes, cruzar el Sahara para llegar a Libia se consideraba demasiado peligroso, algo que sólo los hombres jóvenes podían intentar, pero ahora más y más familias también lo intentan”.