Mundo

Niño en observación en NY por posible ébola; enfermera regresa a casa

Un niño de 5 años que viajó a África Occidental presentó posibles síntomas de ébola, por lo que está en observación en el Bellevue Hospital, en Nueva York, mientras la enfermera que se encontraba en cuarentena en Nueva Jersey ya no mostró sintómas de la enfermedad.
Reuters
27 octubre 2014 9:55 Última actualización 27 octubre 2014 10:9
ébola

La OMS estima que después de las pruebas clínicas en seres humanos, unas 200 mil dosis de vacunas estarán disponibles a mediados del 2015. (Reuters)

NUEVA YORK.- Un niño de 5 años que llegó de Guinea está siendo observado en aislamiento en el Bellevue Hospital de Nueva York por posibles síntomas de ébola, mientras que se permitió que regresara a casa una enfermera que estaba bajo cuarentena en Nueva Jersey, dijeron el lunes funcionarios estadounidenses de salud.

El niño estuvo de visita en África Occidental y mostró bajo niveles de fiebre, por lo que será examinado para descartar posibles síntomas de la enfermedad, dijo la comisionada de Salud de Nueva York, doctora Mary Travis, al programa "Morning Joe" de MSNBC.

La exposición del niño al virus no está muy clara, dijo Travis. "Él ha viajado (...) a uno de los tres países afectados y tiene fiebre. Y eso llevó a una evaluación de su estado de salud".


El diario New York Post dijo que el niño había estado vomitando y fue trasladado al hospital desde su casa en el Bronx por trabajadores médicos de emergencia.

La enfermera Kaci Hickox, internada en un hospital de Nueva Jersey bajo la política de cuarentena del estado para contener el ébola, no mostró síntomas de la enfermedad y puede completar la cuarentena en su hogar, dijo el gobernador Chris Christie en un tuit.

Hickox llegó el viernes al aeropuerto internacional de Newark tras haber tratado a pacientes de ébola en el África Occidental.

Hasta el momento, cuatro personas han sido diagnosticadas con ébola en Estados Unidos. El primero fue un liberiano de visita en Texas que murió en septiembre, en un caso repleto de errores. Dos enfermeras que le trataron contrajeron la enfermedad, pero se recuperaron.

Los fallos y retrasos en el diagnóstico del liberiano llevaron a varios estados a imponer o considerar restricciones a viajeros que lleguen de los países de África Occidental donde el virus ha acabado ya con la vida de unas 5 mil personas.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, se mostró más conciliador el domingo sobre la nueva política de cuarentena después de que la Casa Blanca dijo que el aislamiento obligatorio puede obstaculizar el combate contra el ébola.

Además, el abogado de la enfermera Hickox en Nueva Jersey anunció que planea presentar una demanda contra el estado.

En respuesta a los temores de que la cuarentena obligatoria desanime a los médicos y enfermeros a viajar a África Occidental, Cuomo dijo que Nueva York quiere animar al personal para que vaya a esa región, alabando su "valor" y "compasión", aunque también sostuvo que debe proteger la seguridad pública en casa.

La Casa Blanca transmitió su preocupación a los gobernadores de Nueva York y Nueva Jersey sobre el impacto potencial de las órdenes de cuarentena, dijo un alto funcionario de la administración.

"Hemos dicho a los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey y otros estados que estamos preocupados por las consecuencias no deseadas que pueden tener las políticas sin base científica en los esfuerzos por combatir el ébola en su fuente en África Occidental", señaló el funcionario en un comunicado.

El gobernador de Nueva Jersey, Christie, anunció la política de aislamiento el viernes, reiterando el domingo que no hay cambios. Cuomo también especificó que las nuevas reglas siguen igual.

Nueva Jersey, Nueva York e Illinois están imponiendo una cuarentena obligatoria a cualquiera que llegue con alto riesgo de haber contraído ébola en Sierra Leona, Liberia y Guinea.

La enfermera Hickox, la primera trabajadora sanitaria aislada bajo estas reglas, fue puesta en una cuarentena de 21 días en un hospital de Nueva Jersey.

Pero, molesta por su confinamiento, Hickox anunció la presentación de una demanda federal esta semana, informó su abogado.

Las nuevas reglas fueron impuestas un día después de que un médico neoyorquino, Craig Spencer, fue diagnosticado con ébola tras regresar de tratar a pacientes en Guinea. Spencer se movió libremente por la ciudad antes de mostrar los síntomas.

Aislado ahora en un hospital, pareció mejorar ligeramente, pero seguía en estado grave aunque estable el domingo.

Spencer y Hickox trabajaban con Médicos Sin Fronteras, una organización estrechamente implicada en la lucha contra la epidemia.

Todas las notas MUNDO
Renuncia el jefe de estado más longevo del mundo
¿Quién será el nuevo presidente de Chile?
Dos agencias europeas buscan nueva 'casa' por el Brexit
Argentina detecta llamadas que realizó el submarino desaparecido
Casi 200 países reafirman lucha contra cambio climático, pese a retiro de EU
Argentina pide ayuda internacional para localizar submarino
Exalcalde de Caracas huye de arresto domiciliario; viaja hacia España
EU publica más archivos del FBI sobre asesinato de Kennedy
Muere a los 87 años el 'capo de capos' de la Cosa Nostra
Reportan choque entre avioneta y helicóptero en Reino Unido
Cubanos se desesperan ante prohibición de licencias para trabajo privado
Cumbre climática termina con avances sobre Acuerdo de París
China 'entre la espada y la pared' por Donald Trump y Kim Jong-un
Submarino argentino desaparece con 44 tripulantes
Mandatarios de España y Bélgica se reúnen en crisis catalana
Mugabe reaparece entre rumores de renuncia; arrestan a 3 ministros
Fuerzas iraquíes recapturan última ciudad bajo control de ISIS
Acusan a Maduro de 8 mil asesinatos
Fiscal en Brasil pide embargar bienes a Lula por más de 7 mdd
Incendio deja al menos 20 heridos en hogar para ancianos en Pensilvania
Imágenes muestran que Norcorea trabaja en submarino lanzamisiles
Pentágono apoya renuncia de Trump... por error
Activistas que defienden a inmigrantes quieren a IBM de su lado
Asaltó cuatro bancos, pero su mala ortografía lo delató
Un whisky de 195 mil euros, el botín de un asalto en París