Mundo

Niña relata secuestro en Nigeria, fue de las pocas que logró escapar

"No se preocupen, somos soldados", dijo uno de los hombres armados que ingresaron al dormitorio de la escuela; "Entonces comenzaron a gritar... 'Alá Akbar' (Dios es grande)", dijo la joven estudiante. "Ahí nos dimos cuenta".
Agencias
06 mayo 2014 21:36 Última actualización 07 mayo 2014 5:0
Niñas Nigeria AP

Hasta el momento 276 chicas siguen desaparecidas. En Nigeria y en el mundo se multiplican las protestas exigiendo su rescate. (AP)

LAGOS. Las chicas en el dormitorio de la escuela escucharon los disparos que venían de un pueblo cercano. Por eso, cuando irrumpieron varios hombres armados y uniformados, prometiéndoles rescatarlas, se sintieron aliviadas en un primer momento.

"No se preocupen, somos soldados", dijo uno de ellos, relató una alumna de 16 años. "Nada les va a pasar ", agregó.

Los hombres armados ordenaron a las cientos de estudiantes de la secundaria pública Chibok que se juntaran afuera, entraron en el almacén y se llevaron todos los alimentos. Luego prendieron fuego al lugar.

"Entonces comenzaron a gritar... 'Alá Akbar' (Dios es grande)", dijo la joven estudiante. "Ahí nos dimos cuenta".

Acababan de enterarse de algo escalofriante: los hombres no eran soldados, sino miembros de un grupo extremista islámico despiadado llamado Boko Haram.

Secuestraron a todas las adolescentes y se las llevaron en camionetas a la espesura del bosque.

Tres semanas después, 276 chicas siguen desaparecidas. Al menos dos han muerto por mordeduras de serpiente y otras 20 están enfermas, según un intermediario que está en contacto con sus captores.

El martes hubo reportes de que otro grupo de 11 chicas fueron secuestradas en las villas de Warabe y Wala en el nororiental estado de Borno.

Funcionarios de la policía estatal negaron inicialmente que los secuestros ocurrieron. Pero el martes el comisario de la policía estatal, Tanko Lawal, confirmó los hechos. Un vecino dijo que las menores, de entre 12 y 15 años, fueron arrastradas a la fuerza el lunes por la noche por hombres armados con fusiles militares AK-47, según periodistas locales.

La situación de las secuestradas —y el hecho que los militares nigerianos no las han encontrado— ha llamado la atención internacional sobre una escalada de la insurrección islámica extremista en Nigeria, que ha matado a más de mil 500 personas en lo que va del año.

Boko Haram, cuyo nombre significa "la educación occidental es pecaminosa", ha reivindicado la autoría del secuestro masivo y recientemente amenazó con "vender" a las chicas. La afirmación fue hecha en un video difundido el pasado lunes.

Los gobiernos británico y estadounidense han expresado su preocupación por la suerte de las estudiantes desaparecidas, y han estallado protestas en las principales ciudades de Nigeria y en Nueva York.

La menor de 16 años habló por primera vez del secuestro con la prensa en una entrevista telefónica. Ella fue una de las cerca de 50 estudiantes que lograron escapar en ese día fatídico.