Mundo

Nigeria anuncia destrucción de cuartel general de Boko Haram

Las fuerzas armadas lanzaron "una ofensiva final" que desalojó a los extremistas de pueblos y comunidades en los estados de Adamawa, Yobe y Borno, según informó el portavoz militar Chris Olukolade; en Gwoza destruyeron "el Cuartel General del auto proclamado Califato de los Terroristas".
AP
27 marzo 2015 9:26 Última actualización 27 marzo 2015 9:27
Etiquetas
Boko Haram

Gwoza había sido declarado por el líder de Boko Haram, la capital de un nuevo califato islámico. (AP)

ABUYA. El ejército nigeriano informó que destruyó el cuartel general de Boko Haram en la ciudad nororiental de Gwoza y expulsó a los extremistas de los tres estados norteños que habían sido sus bastiones. No fue posible verificar la victoria, anunciada un día antes de las elecciones presidenciales.

Funcionarios nigerianos dijeron que una ofensiva multinacional busca erradicar a Boko Haram. Analistas y diplomáticos dicen que eso es demasiado optimista y que esperan que Boko Haram sea expulsado de territorio, pero incluso así será capaz de lanzar ataques relámpago y suicidas.

Las fuerzas armadas han lanzado "una ofensiva final" que ha desalojado a los extremistas de pueblos y comunidades en los estados de Adamawa, Yobe y Borno, dijo el portavoz militar Chris Olukolade en una conferencia de prensa.

La primera noticia provino de la cuenta oficial en Twitter del Cuartel General de Defensa de Nigeria: "URGENTE: Tropas capturaron Gwoza esta mañana, destruyendo el Cuartel General del auto proclamado Califato de los Terroristas".

"Varios terroristas murieron, mientras que muchos fueron capturados. Limpieza de toda Gwoza y sus suburbios en marcha", añadió luego la cuenta.

El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, declaró Gwoza la capital de un nuevo califato islámico tras tomar el pueblo en agosto.

Los mensajes no aludieron al bosque de Sambisa, donde se piensa que el grupo extremista islámico tiene varios campamentos. Aviones de combate llevan semanas bombardeando la zona. El bosque comienza a unos 30 kilómetros de Gwoza, que a su vez está 130 kilómetros al sureste de Maiduguri, capital del estado de Borno y cuna de Boko Haram.

Las fuerzas armadas nigerianas, con respaldo de tropas y aviones de países vecinos, ha recuperado en los últimos dos meses decenas de pueblos y comunidades de manos de Boko Haram. Al menos 10.000 personas murieron en el alzamiento islámico el año pasado, más de 1,5 millones han sido desplazadas de sus hogares y miles han sido capturadas como esclavos y conscriptos.