Mundo

Nicaragua mantiene alerta tras miles de réplicas

La portavoz del gobierno y primera dama, Rosario Murillo, informó el sábado que los sismos siguen registrándose en diferentes partes del país pero con menor intensidad.
Associated Press
12 abril 2014 17:6 Última actualización 12 abril 2014 17:6
Managua

Una mujer lleva colchonetas a un refugio para personas desplazadas por el terremoto de 6.1 grados, en Managua, Nicaragua. (AP)

MANAGUA.- El Gobierno de Nicaragua mantiene el sábado la alerta roja que decretó desde el jueves luego que un terremoto de 6.1 de magnitud y miles de réplicas sacudieran diversas partes del país provocando daños a viviendas de más de 2 mil familias en tres ciudades, informaron fuentes oficiales.

La portavoz del gobierno y primera dama, Rosario Murillo, informó el sábado que los sismos siguen registrándose en diferentes partes del país pero con menor intensidad. Advirtió que el hecho de que la mayoría de las personas no los perciben no significa que todo haya vuelto a la normalidad.

"Hay que seguir en alerta y tener extremo cuidado", dijo Murillo a través del oficialista Canal 4 de televisión.

Las réplicas del terremoto se registraron "hasta las primeras horas de este sábado", pero "la mayoría de ellas ha resultado imperceptible para la población", confirmó el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales en un comunicado.

Hasta la noche del viernes los nicaragüenses, principalmente los capitalinos, se mantenían en alerta después de que dos fuertes terremotos sacudieran el Pacífico en menos de 24 horas.

El primer sismo de 6.1 grados se registró casi al caer la noche del jueves al oeste del Lago Xolotlán, mientras que el segundo de magnitud 6.6 sucedió la tarde del jueves cerca del municipio de Nandaime, a 61 kilómetros al oriente de la capital.

De acuerdo con Murillo, las ciudades más afectadas por los sismos fueron Nagarote, Mateare y Managua, en el pacífico nicaragüense. Las tres ciudades bordean al lago Xolotlán, por el que pasan las fallas sísmicas que provocaron en 1972 un terremoto de 6.2 que destruyó la capital nicaragüense y que mató a más de 10 mil personas.

Los sismos han obligado a las autoridades municipales de Managua a demoler edificios viejos que habían sobrevivido al temblor de hace 42 años y trasladar a un albergue a las familias que se han visto afectadas por la situación.

Murillo dijo que luego de los eventos, se mantiene la cifra en un muerto y 2 mil 141 casas afectadas. Añadió que el gobierno impulsará un programa para apoyar a las familias que sufrieron afectaciones en sus casas y que la empresa privada ha anunciado que entregará ayuda a través del Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres, que integran la Defensa Civil y otras entidades de auxilio.