Mundo

Ni los republicanos pueden 'tirar' a Trump

UN comité organizador de la convención del Partido Republicano rechazó su propuesta de dejar que los delegados se proclamen a favor del candidato de su preferencia, en un intento por frenar la llegada del magnate a la nominación presidencial.
AP
15 julio 2016 10:36 Última actualización 15 julio 2016 10:52
Donald Trump (Bloomberg)

Donald Trump (Bloomberg)

CLEVELAND.- El plan de un grupo de republicanos para descarrilar la candidatura de Donald Trump está prácticamente acabado, luego que un comité organizador de la convención del partido rechazó su propuesta de dejar que los delegados se proclamen a favor del candidato de su preferencia.

El comité, dominado por aliados de Trump y funcionarios republicanos a nivel nacional y estatal, votó en contra de la propuesta, lo que era algo sabido.

Una serie de votaciones distintas reflejó cómo el panel de 112 integrantes se opone al intento de descarrilar a Trump, y no está claro si los inconformes tendrán suficiente apoyo como para reintroducir la medida en la reunión del próximo lunes. Sus rivales aseguraron que el movimiento disidente está esencialmente acabado.

"Nunca fue algo real, fue algo que exageraron", expresó Ron Kaufman, un dirigente partidista de Massachusetts, tras la votación. "Realmente ese movimiento nunca existió".

Por si acaso, el comité organizador aprobó normas expresando claramente que los delegados están obligados a respaldar a los candidatos que resultaron victoriosos en las elecciones primarias.

Kendal Unruh, delegada de Colorado que redactó la propuesta disidente, dijo que intentará recabar las firmas de 28 integrantes del comité a fin de obligar a que el tema sea debatido en la convención. Ese plan contempla que los delegados "puedan votar como les dicte la conciencia", expresó.

"Esto es apenas el comienzo", dijo Unruh, quien, como muchos otros miembros de su movimiento, apoyaba la candidatura del senador por Texas, Ted Cruz. "Esto no nos sorprende para nada, era algo esperado".

Aun si ella logra que el asunto sea sometido a votación en el pleno de la convención de la semana entrante en Cleveland, es poco probable que obtenga los 2 mil 472 delegados que necesitará para ganar.

La controversia lleva varias semanas agobiando a los republicanos, en que sectores conservadores se enfrentaban a la campaña de Trump y a los jerarcas del partido.

Unruh encontró dura resistencia de delegados que argumentaban que sería impensable frustrar la candidatura de Trump cuando él ganó las primarias y asambleas, atrayendo más de 13 millones de votos.

"No se puede ignorar a los votantes, se trata de millones y millones de personas que votaron a favor de Donald Trump", recalcó Stephen Munisteri, un delegado y prominente funcionario republicano en Texas.