Mundo

Nevada en EU ocasiones partos peculiares

Ante la imposibilidad de trasladarse por sus propios medios, mujeres embarazadas han tenido que llegar al hospital en camiones de bomberos, patrullas e incluso tener a sus bebés en casa con ayuda de sus familiares.
AP
24 enero 2016 19:31 Última actualización 24 enero 2016 19:52
Las tormentas de nieve en EU impidieron que diferentes mujeres embarazadas tuvieran un parto tranquilo. (AP)

Las tormentas de nieve en EU impidieron que mujeres embarazadas tuvieran un parto tranquilo. (AP)

Los planes de mujeres embarazadas para ir a hospitales a dar a luz tuvieron sus contratiempos o no funcionaron debido a la tormenta de nieve que azotó la costa este.

Varios bebés nacieron bajo circunstancias inusuales durante la nevada. En Maryland, una mujer tuvo que ser llevada a un hospital en un vehículo de bomberos. En Filadelfia, una mujer se trasladó en un coche de la policía.

Los paramédicos atendieron el sábado a una mujer en Germantown, Maryland, que llamó al servicio de emergencias porque le fue imposible ir por su cuenta al hospital, dijo el portavoz del departamento de Bomberos y Rescate del condado, Pete Piringer.

Los médicos subieron a la mujer a una ambulancia, pero al vehículo se le rompió una cadena para nieve y quedó atascado.

El departamento de bomberos tiene acuerdos con los conductores de quitanieves y vehículos militares con tracción en las cuatro ruedas, pero esas unidades estaban demasiado lejos, dijo Piringer, así que la mujer fue trasladada en un camión de bomberos al Hospital de la Santa Cruz de Germantown.

La mujer dio a luz a una niña sana a las 11:18 de la mañana del sábado, dijo la portavoz del hospital, Yolanda Gaskins.

En Virginia, las autoridades de emergencia del condado Stafford recibieron el sábado en la tarde una llamada al número 911 durante el momento de mayor intensidad de la tormenta.

La persona que llamó informó que una mujer daría a luz, pero que fue imposible a la partera llegar a la casa por la tormenta.

Si bien los bomberos fueron despachados a la residencia, quien atendía la llamada en el número de emergencias 911 orientó al padre durante el nacimiento de un niño sano.

1
   

   

Las tormentas de nieve en EU impidieron que diferentes mujeres embarazadas tuvieran un parto tranquilo. (AP)

En Cornelius, North Carolina, donde los caminos estaban cubiertos de hielo, Amanda Anderson dio a luz a una niña la mañana del viernes.

Según el periódico The Charlotte Observer, Anderson tenía contracciones desde antes del jueves, así que ella y su prometido fueron al hospital al pensar que tendrían al bebé antes de la llegada de la tormenta. Los médicos y enfermeras de dos hospitales indicaron a la pareja que ella todavía no daría a luz.

Se quedaron en el segundo hospital durante varias horas, hasta las 11:30 del jueves en la noche, pero los enviaron a casa.

"Tuve la sensación de que daría a luz varada en casa o varada en el vehículo", declaró Anderson, que tiene otros dos hijos.

El viernes por la mañana, la mujer sintió que sus contracciones se hacían más fuertes y su prometido se dispuso a calentar el vehículo con la idea de regresar al hospital, que les quedaba a poco más de media hora de camino.

"Dije: 'No puedo. No hay manera''', afirmó Anderson.
Llamaron al 911 y su hija nació después de la llegada de los paramédicos.

1
  

  

Las tormentas de nieve en EU impidieron que diferentes mujeres embarazadas tuvieran un parto tranquilo. (AP)

En Filadelfia, una mujer que se estrenó como madre dijo que la policía le ayudó a llegar a la sala de parto después de que una ambulancia quedara varada.

Brittany Gillette, de 21 años, dijo al periódico The Philadelphia Inquirer que ella sintió ruptura prematura de membranas a las 5 de la mañana del sábado y tuvo temor de que no se lograra el nacimiento.

Su prometido y su padre intentaron durante una hora retirar con palas la nieve para que pudiera salir el vehículo. Luego llamaron a una ambulancia, que quedó varada.

"Yo estaba en un extremo de la manzana y me dijeron que caminara hasta la otra parte porque no podían llegar debido a la nieve", dijo Gillette. "Para cuando llegué allí, se atascaron en la nieve, así que llamamos a la policía y esperamos".

Minutos después, la policía recogió a Gillette, su madre y su prometido Robert Robinson y los llevó a la sala de partos más cercana en el Hospital de la Universidad de Pennsylvania, adonde llegó a las 7:30 de la mañana del sábado y 13 horas más tarde dio a luz a Ka'lei Xaria Robinson, que pesó 4.14 kilogramos.