Mundo

Neumonía complica la campaña de Clinton

La candidata demócrata tuvo que abandonar acto del 11-S. 
Agencias
11 septiembre 2016 19:49 Última actualización 12 septiembre 2016 5:0
La exprimera dama.  Sufrió un desvanecimiento al asistir a la zona cero, donde se le vio con lentes oscuros. (especial)

La exprimera dama. Sufrió un desvanecimiento al asistir a la zona cero, donde se le vio con lentes oscuros. (especial)

NUEVA YORK, EU.- Por primera vez en varios meses, ayer se suspendió formalmente la campaña electoral en Estados Unidos. Ni la demócrata Hillary Clinton, ni el republicano Donald Trump, agendaron actos proselitistas para asistir al homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. Pero, en medio de la ceremonia, la exsecretaria de Estado se sintió mal y tuvo que abandonar abruptamente el acto desatando una ola de rumores sobre su estado de salud, a sólo dos semanas del primer debate presidencial.

En un intento por calmar las especulaciones, Clinton, quien luego de desvanecerse durante la ceremonia en la llamada zona cero, fue trasladada al departamento de su hija Chelsea en la Gran Manzana, aseguró por la tarde que su malestar se debió al exceso de calor, pero que ya se sentía mejor. “Me siento muy bien”, dijo mientras su campaña confirmó que la demócrata fue diagnosticada con neumonía el viernes pasado tras ser examinada por su doctora, Lisa Bardack, a causa de una tos prolongada. Durante un acto en Cleveland, la semana pasada, la candidata, quien cumplirá 69 años en octubre, sufrió un ataque de tos que duró cerca de dos minutos, pero ella lo atribuyó a alergias.

“Recordatorio a Hillary Clinton, si hay algo que no sepamos de tu estado de salud, incluyendo exactamente lo que pasó el domingo por la mañana, no ofusques ni disimules. Explica todo ya”, publicó de inmediato el diario The Independent.

El Washington Post señaló por su parte, que algunos miembros del Partido Republicano han denunciado que la candidata y exprimera dama está escondiendo una cuestión seria de salud. En redes sociales también se cuestionó si el incidente afectará la competencia de la exsecretaria de Estado por la Casa Blanca. La campaña no aclaró si la demócrata podrá continuar con su apretada agenda electoral en los próximos días.

A fines de 2012, Hillary sufrió una infección estomacal, se cayó y se golpeó la cabeza por lo que estuvo internada tres días por un coágulo cerebral que se le había originado. Desde entonces, varios republicanos –incluso el estratega electoral conservador Karl Rove-- llegó a sugerir que tenía “daños cerebrales” derivados del golpe, pero Hillary, que a los pocos días de salir del hospital declaró por más de 11 horas seguidas en el congreso por el atentado en Bengazi, nunca demostró tener problemas.

>