Mundo

Netanyahu llama a judíos a emigrar a Israel tras ataques en Dinamarca

Netanyahu aseguró que Israel está preparado para una gran oleada de inmigración europea; anunció que su gobierno discutirá un plan para fomentar la inmigración de los judíos de Francia, Bélgica y Ucrania.
Notimex
15 febrero 2015 14:50 Última actualización 15 febrero 2015 14:56
Benjamin Netanyahu

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. (AP)

JERUSALEN.- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, llamó a los judíos europeos a emigrar a Israel después de los dos tiroteos en Copenhague, uno de ellos en la principal sinagoga de la capital danesa, que dejaron dos muertos y cinco heridos.

“Nuevamente un judío europeo perdió la vida por ser judío y este tipo de atentados se repetirán”, advirtió Netanyahu durante la reunión semanal de su gabinete en Jerusalén, en la que aseguró que Israel está “preparado para acoger una inmigración masiva procedente de Europa”.

Sin embargo, el rabino danés, Jair Melchior, se mostró “decepcionado” por el llamado de Netanyahu, al sostener que el “terror no es motivo para irse a Israel”.


Según el jefe del gobierno israelí, la ola de ataques contra los judíos de Europa proseguirán, por lo que “los judíos necesitan protección estén donde estén, pero les digo: Israel es su hogar”, apostilló.

En ese sentido, Netanyahu aseguró que Israel está preparado para una gran oleada de inmigración europea. “Israel está aquí para los judíos europeos e Israel es su hogar”, dijo.

Netanyahu también anunció que su gobierno discutirá este mismo domingo un plan, por valor de 180 millones de shekels (45 millones de dólares), para fomentar la inmigración de los judíos de Francia, Bélgica y Ucrania.

“Más adelante someteremos a votación otros planes adicionales. Les digo a los judíos de Europa y a los judíos del mundo: Israel les espera con los brazos abiertos”, reiteró al diario Yediot Aharonot.

Netanyahu transmitió sus condolencias al pueblo danés y a la comunidad judía en Dinamarca por los dos ataques del sábado en Copenhague, el segundo de ellos contra una sinagoga, en el que un joven judío murió y dos policías resultaron heridos.

El primer ataque ocurrió la tarde del sábado, cuando un hombre, de aspecto árabe, disparó a través de la ventana de una cafetería contra un centro cultural donde se celebraba un debate sobre libertad de expresión y blasfemia, que dejó un muerto y tres agentes heridos.

El ataque en el centro cultural estaba dirigido contra el caricaturista sueco Lars Vilks, conocido por representar a Mahoma como un perro en 2007 y amenazado de muerte desde entonces.

El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Liberman, también condenó los dos tiroteos en Dinamarca y pidió una “guerra sin cuartel” contra el terrorismo islámico.

“La cadena de sucesos terroristas en Copenhague demuestran lo que venimos diciendo desde hace años: que Israel y los judíos son el paragolpes de este terrorismo ante todo porque están (físicamente) en el frente de guerra”, señaló Liberman.

La cancillería israelí identificó a la víctima judía como Dan Uzan, de 37 años, de padre israelí y madre danesa. Se desempeñaba, en carácter de voluntario, como guardia de seguridad en un evento religioso en el templo, informó un portavoz de una comunidad judía danesa.