Mundo
deportes

Trump pone en riesgo postulación de EU al Mundial 2026

De acuerdo con la FIFA, todos los países que califican para una Copa del Mundo deben tener acceso al país anfitrión, de lo contrario esa nación no podrá postularse para ser sede del evento deportivo del organismo que rige el futbol mundial.
Bloomberg
09 marzo 2017 13:30 Última actualización 09 marzo 2017 18:34
(Especial)

(Especial)

La prohibición de viajar del presidente estadounidense Donald Trump podría perjudicar la postulación de Estados Unidos como anfitrión de la Copa del Mundo de futbol.

Estados Unidos, considerado el favorito para ser sede del evento deportivo más visto en 2026 después de perder intentos anteriores, está considerando una oferta, ya sea por sí solo o en un esfuerzo conjunto con México y Canadá. La nueva política de Trump, que limita el ingreso a ciudadanos de seis países de mayoría musulmana, es incompatible con el reglamento para los anfitriones del torneo, según Gianni Infantino, presidente de la FIFA.

"Cualquier equipo, incluidos aficionados y funcionarios de ese equipo, que califican para una Copa del Mundo deben tener acceso al país, de lo contrario no hay Copa del Mundo", dijo Infantino a periodistas después de una reunión con líderes del fútbol de todo el mundo celebrada en Londres.

Representantes de la federación somalí estuvieron entre los invitados a la cumbre en un hotel cercano al aeropuerto de Heathrow. De acuerdo con las nuevas normas reveladas esta semana, tendrían prohibición de ingresar a Estados Unidos. Infantino señaló que la competencia de Los Ángeles con París para realizar los Juegos Olímpicos de Verano de 2024 también podría verse afectada por la política migratoria de Trump.

"Los requisitos estarán claros", dijo Infantino sobre las normas de la FIFA para futuros anfitriones, que probablemente estarán terminadas a finales de este año. "Y entonces cada país puede tomar su decisión, si quieren postular o no basándose en los requisitos." Nada que ver con Estados Unidos o no, es un criterio deportivo general".

Los comentarios de Infantino reflejan los de Aleksander Ceferin, el presidente del fútbol europeo. El esloveno dijo recientemente al New York Times que las restricciones estadounidenses "no ayudarían" al país a traer de regreso el torneo por primera vez desde 1994.

Durante la última ronda de postulaciones en 2010, Qatar obtuvo los derechos para ser anfitrión del torneo después de que el pequeño emirato derrotara una oferta de Estados Unidos. Acusaciones de malversación de fondos por parte de votantes, entre ellos algunos que luego fueron acusados ​​en un caso separado de corrupción por la FIFA dirigido por Estados Unidos, llevaron a la federación a cambiar la forma en que se seleccionan a los anfitriones de los Mundiales.