Mundo

Muestran imágenes satelitales de destrucción en Siria

10 febrero 2014 4:48 Última actualización 07 agosto 2013 16:10

[Cortesía Aministía Internacional] 


 
Redacción
 
Imágenes satelitales de la ciudad de Alepo, Siria, difundidas por Amnistía Internacional (AI), dan muestra de cómo esta ciudad ha sido reducida a escombros desde que iniciaron los conflictos bélicos.
 
"Alepo ha sido devastada por completo”, considera la analista e investigadora de los derechos humanos de AI para el Medio Oriente, Donatella Rovera.
 
“Las personas han tenido que huir por los bombardeos y lo hacen en grandes cantidades, muchos otros han sido atrapados en una ciudad bajo fuego y el acoso, en condiciones humanitarias desesperadas".
 
Además de la destrucción de la infraestructura, el análisis también documenta daños generalizados en Alepo, un patrimonio de la UNESCO, como la destrucción del minarete de la Gran Mezquita de Alepo y daños en el Souq al-Madina  
 
El análisis de las imágenes fue elaborado por la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS por sus siglas en inglés) en colaboración con el programa de Ciencia para los Derechos Humanos de AI con los proveedores aeroespaciales de imágenes DigitalGlobe y Astrium.
  
Lo que comenzó con protestas pacíficas en contra del régimen de Assad, en marzo de 2011, se convirtió en un conflicto armado que ha dejado, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 100 mil muertos.
 
Estos ataques han dejado también 6 millones de sirios desplazados por la espiral de violencia que se vive en el país, aunque la mayoría -4 millones 250 mil- se mueven dentro de Siria.
 
Sin embargo,  hace algunos días el presidente de Siria, Bashar al-Assad, dijo que la necesidad de aplastar a los "terroristas" debe anteponerse a cualquier solución política para poner fin a la crisis en su país, debilitando las esperanzas de un pronto acuerdo de paz.
  
En el informe presentado por AI se presenta el testimonio de Hussein al-Saghir, de 15 años, quien relató que todos su hermanos murieron en el conflicto y uno de sus tíos ya perdió a 27 familiares.
 
 "Él ya perdió las facultades mentales, y no sabe nada más. Se fue al campo. Todos aquellos que han sobrevivido se han ido con familiares o amigos a algún sitio. Aquí sólo quedan los escombros", comentó al-Saghir.
  
El comunicado termina con una exhortación a los países vecinos de siria a cumplir con sus obligaciones internacionales y abran sus fronteras para los que huyan de la guerra y la violencia.