Mundo

Muertes de migrantes en desiertos y mares llegan a récord este año: OIM

Un récord de 4 mil 77 inmigrantes murieron en lo que va del año cruzando desiertos y mares alrededor del mundo, tres cuartos de ellos en peligrosos viajes a lo largo del Mediterráneo al intentar alcanzar Europa, de acuerdo a un reporte de la Organización Internacional para las Migraciones.
Reuters
29 septiembre 2014 16:27 Última actualización 30 septiembre 2014 5:0
MIGRANTES

De los 4 mil 77 migrantes muertos en lo que va del año, tres cuartos han muerto intentando cruzar el Mediterráneo en busca de llegar a Europa. (Archivo/Reuters)

GINEBRA. Un récord de 4 mil 77 inmigrantes murieron en lo que va del año cruzando desiertos y mares alrededor del mundo, tres cuartos de ellos en peligrosos viajes a lo largo del Mediterráneo al intentar alcanzar Europa, dijo una agencia especializada este lunes.

La cifra incluye un estimado de 500 personas huyendo de África y Oriente Medio que se teme se ahogaron en un naufragio en las costas de Malta a mediados de septiembre luego de que contrabandistas deliberadamente embistieran su bote, dijo la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En su primer reporte completo sobre estas muertes, la OIM dijo que se cree que 40 mil inmigrantes de todo el mundo habrían muerto desde el 2000, 22 mil buscando una mejor vida en Europa.

"Las limitadas oportunidades para un desplazamiento de inmigrantes seguro y regular dejan a los inmigrantes en manos de contrabandistas, alimentando un inescrupuloso comercio que amenaza la vida de gente desesperada", dijo el director general de OIM, William Lacy Swing, en un comunicado.

"Necesitamos poner fin a este ciclo", agregó.

Un récord de 3 mil 72 inmigrantes se ahogaron intentando cruzar al Mediterráneo en lo que va del año, contra 2 mil 360 en el 2013, según indicó el reporte de la OIM: "Fatal Journeys: Tracking Lives Lost During Migration".

DIFERENCIAS REGIONALES

Sin embargo, la información es fragmentada y las tendencias varían regionalmente, dijo Frank Laczko, director de la división de investigaciones de inmigración de la OIM quien lideró el estudio.

La investigación comenzó luego de que 360 inmigrantes, principalmente eritreos, se ahogaran en un naufragio el pasado octubre cerca de la isla italiana de Lampedusa.

"Lo que uno ve en el último año o más, es una caída en el número de muertos en la frontera de Estados Unidos-México, en la región fronteriza cerca de Australia ha habido una caída, pero en el Mediterráneo hemos visto un gran incremento", dijo Laczko en una conferencia de prensa.

En muchos casos, los inmigrantes suelen desaparecer y morir sin dejar rastros y sus familias nunca saben sobre su destino, indicó el informe de la OIM.

"En la mayoría de los casos, no somos incluso capaz de determinar el género de la persona que murió. Tenemos información muy básica sobre los números de muertos y las personas desaparecidas", dijo Laczko, indicando que muchos cuerpos estaban en estado de descomposición.

Cientos de personas mueren cada año huyendo de América Central a través de México a Estados Unidos, padeciendo las altas temperaturas en el desierto o robos y golpizas durante su trayecto, dijo la OIM.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ha tenido que enfrentar un creciente número de niños que intentan llegar a Estados Unidos, frecuentemente esperando unirse a sus padres