Muerte de Thatcher evoca en Argentina dolor por derrota de la guerra de Malvinas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Muerte de Thatcher evoca en Argentina dolor por derrota de la guerra de Malvinas

COMPARTIR

···
Mundo

Muerte de Thatcher evoca en Argentina dolor por derrota de la guerra de Malvinas

08/04/2013


Reuters

El fallecimiento de la ex primera ministra del Reino Unido, Margaret Thatcher, llevó a muchos argentinos, incluso veteranos de la guerra de Malvinas, a recordar con tristeza la derrota que el país sudamericano sufrió en el conflicto bélico de hace más de tres décadas.

Thatcher murió el lunes a los 87 años tras sufrir un accidente cerebrovascular.

La "Dama de Hierro" se convirtió en uno de los blancos preferidos de la propaganda de la dictadura argentina que invadió militarmente las islas el 2 de abril de 1982.

En pleno conflicto bélico, los periódicos argentinos sometidos a la censura del régimen que encabezaba Leopoldo Galtieri comparaban a Thatcher con Hitler y el diablo.

"La odié muchísimo en su momento, Entonces no puedo ser imparcial, no puedo decir lo lamento. No, no lo lamento. Pero bueno (...) con la fe católica, no puedo desear que haya muerto", dijo el comerciante Carlos Grillo, de 63 años.

Tres décadas más tarde, Argentina mantiene sus reclamos por la soberanía de las islas del Atlántico Sur, mientras los ex combatientes reclaman el cobro de sus pensiones.

Algunos de ellos están desde hace años durmiendo o protestando en precarias tiendas montadas en la céntrica Plaza de Mayo, rodeada por edificios y palacios oficiales, entre ellos la Casa Rosada, sede del Poder Ejecutivo.

"Sentí tristeza y pena a la vez, porque es una mujer... pedante, orgullosa (...) Uno no siente rencor ni nada por el estilo (sino) un sentimiento de tristeza, que ya pasó. Pasaron 31 años", dijo a Reuters Eber Roberto Nieto, un ex combatiente en las Islas Malvinas que tiene 51 años.

En el archipiélago, las banderas fueron izadas a media asta el lunes y funcionarios y habitantes de las Islas Malvinas manifestaron su congoja por la muerte de la ex primera ministra, a la que consideran su libertadora.

En Buenos Aires y otras ciudades de Argentina la muerte de Thatcher también acongojó a muchas personas, pero por los amargos momentos vividos durante la guerra.

"Ojalá que Dios la perdone. Si puede, porque la verdad que el dolor que nos ha dejando a nuestro país es imborrable, nunca nos vamos a olvidar todo el daño que nos causó. Ojalá Dios pueda perdonarla, yo no", dijo el músico José Raschella, de 48 años.