Mundo

Muchos inmigrantes que intentan llegar a la UE mueren sin dejar rastro: estudio

El informe de la VU University de Ámsterdam reveló que el número de muertes de inmigrantes se incrementó de manera constante entre 1990 y 2000, y se mantuvo en niveles altos desde entonces.
Reuters
12 mayo 2015 8:2 Última actualización 12 mayo 2015 8:3
Naufragio en el Mediterráneo

Naufragio en el Mediterráneo. (AP)

ÁMSTERDAM.  Casi la totalidad de los inmigrantes que murieron en busca de una vida mejor en Europa en los últimos 25 años desaparecieron sin dejar rastro, de acuerdo con un estudio publicado por una universidad holandesa.

Autoridades del sur de Europa encontraron los cuerpos de apenas 3 mil 188 inmigrantes entre 1990 y 2013, aunque se cree que alrededor mil 800 han perecido en el Mediterráneo en lo que va de año.

El informe de la VU University de Ámsterdam fue el primero en el que los investigadores estudiaron los registros de las muertes en los países del sur de Europa para establecer cuántos inmigrantes habían sido identificados como fallecidos en tránsito.

Las cifras son reveladas en momentos en los países de la Unión Europea debaten la manera en que deben repartirse los costos y las responsabilidades por los refugiados que ingresan al bloque. Gran Bretaña se opone a un sistema de cuotas.

Los peligros a los que se enfrentan aquellos que buscan refugio de las guerras libradas en Oriente Medio y el norte de África se hicieron más evidentes el mes pasado, cuando 900 personas se ahogaron en el Mediterráneo después de que su barco se hundiera en su viaje procedente de Libia.

El incidente generó llamados a fortalecer las misiones de rescate de la UE, luego de que un programa similar de la guardia costera de Italia fuera suspendida el año pasado.

Los investigadores descubrieron que el número de muertes de inmigrantes se incrementó de manera constante entre 1990 y 2000, y se mantuvo en niveles altos desde entonces.

Sólo el 40 por ciento de los cuerpos encontrados desde 1990 fueron identificados, siendo los inmigrantes de Afganistán y del África subsahariana los de más difícil identificación.