Mundo

Movimiento "Blockupy" se enfrenta a policía en Fráncfort por segundo día

12 febrero 2014 4:16 Última actualización 01 junio 2013 19:2

  [Reuters] Cerca de 7,000 manifestantes marcharon con carteles que decían "FMI: sal de Grecia". 


 
Reuters
 
Fráncfort.- La policía alemana usó el sábado gas pimienta y bastones contra manifestantes anticapitalistas del movimiento "Blockupy" durante un segundo día de protestas contra las políticas de austeridad en Europa.
 
Unas manifestaciones programadas en España y Portugal reunieron menos gente de lo esperado, pero en la capital financiera de Alemania alrededor de 7,000 manifestantes marcharon con carteles que decían "Haz el amor y no la guerra" y "FMI: sal de Grecia".
 
La protesta fue inicialmente pacífica, pero pequeños grupos de manifestantes enmascarados lanzaron piedras y bombas de humo contra la policía, que respondió con fuerza.
 
Varios manifestantes y agentes de policía resultaron heridos antes de que todo se calmara al anochecer de este sábado. La policía dijo que se realizaron varios arrestos, pero no especificó cuántos.
 
El viernes, en el primer día de protestas, los manifestantes consiguieron paralizar algunas de las instituciones financieras de Fráncfort, cortando el acceso a la icónica torre de oficinas del BCE y la sede del Deutsche Bank.
 
La policía generó este sábado la molestia de los manifestantes por detener la marcha antes de su paso por las calles cercanas al edificio del BCE, después de que algunos manifestantes encendieran petardos.
 
En un comunicado, Blockupy acusó a la policía de querer hacer "escalar" las tensiones y de bloquear un protesta legítima.
 
"Esto es escandaloso", dijo la portavoz Ani Diesselmann. "La ruta (original) fue aprobada por varias instituciones legales".
 
La policía dijo que sus agentes fueron atacados en repetidas ocasiones por un pequeño grupo de manifestantes, obligándolos a usar la fuerza y el gas pimienta.
 
Las protestas de este sábado estuvieron dirigidas contra la "troika" de prestamistas que han rescatado a varios países de la región: el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Unión Europea.