Mundo

Morales convoca a la unidad contra la pobreza y corrupción

En su primer discurso como presidente, Jimmy Morales, anunció que a partir del próximo lunes comenzará una distribución estratégica de medicamentos, que asciende a más de 13 millones de dólares en insumos, como primera medida para atacar la crisis hospitalaria.
Agencia
14 enero 2016 22:12 Última actualización 15 enero 2016 5:0
El nuevo presidente de Guatemala tomó protesta junto a su esposa Patricia. (Reuters)

El nuevo presidente de Guatemala tomó protesta junto a su esposa Patricia. (Reuters)

GUATEMALA.- El nuevo presidente de Guatemala, Jimmy Morales, llamó a la ciudadanía a unirse al esfuerzo para mejorar las condiciones de vida de los más necesitados y a fortalecer la institucionalidad del Estado.

Al tomar posesión de su nuevo cargo, el actor y comediante de 46 años, garantizó además su compromiso para combatir la corrupción en el Ejecutivo y estimular los sectores productivos en un discurso de 36 minutos que evocó el juramento a la Bandera, el Himno Nacional y las manifestaciones cívicas de 2015.

Morales asumió ayer la presidencia de Guatemala para un mandato de cuatro años, en los cuales deberá enfrentar una corrupción galopante, que costó el cargo y llevó a prisión al exmandatario, Otto Pérez Molina y a su vicepresidenta Roxana Baldetti.

En su primer discurso como presidente, Morales anunció que a partir del próximo lunes comenzará una distribución estratégica de medicamentos, que asciende a más de 13 millones de dólares en insumos, como primera medida para atacar la crisis hospitalaria.

También se comprometió a implementar un plan para reducir la desnutrición crónica en un 10 por ciento en los próximos 10 años, una meta que según dijo, “es imperativa comenzar a trabajar”, porque uno de cada dos niños está desnutrido en el país.

REFORMA EDUCATIVA

En el tema educativo, Morales ofreció esfuerzos en mejorar la calidad y los 180 días de clases, aunque no precisó la estrategia que se implementará para alcanzar dichos objetivos.

“El país está hoy más unido que nunca, y estoy aquí ante ustedes y quiero hacer un compromiso público, un nuevo pacto con Guatemala, en el que espero que todos me acompañen”, dijo Morales.

También advirtió a sus funcionarios que no tolerará la corrupción y será perseguida en su administración. “Esa es la cara de Guatemala, amable pero valiente, respetuosa pero enérgica”, agregó.

En el ámbito económico, el presidente dijo que se espera un crecimiento del 6 por ciento, y que esto se vea reflejado en el índice de desarrollo humano, aunque no dijo cómo se estaría reactivando la economía en su primer año de gobierno. Insistió también en que se debe mejorar la recaudación tributaria.

“Guatemala no es un presidente o un pequeño grupo, sino el trabajo unido de toda la sociedad, no hay soluciones mágicas”, resaltó Morales antes de sentenciar que el país no debe estar “resignado al pesimismo”.

Previo a jurar como nuevo presidente en sesión solemne del Congreso celebrada en el Teatro Nacional, Morales se reunió con el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, quien le ofreció trabajar juntos para resolver la situación migratoria de los guatemaltecos en Estados Unidos.