Mundo

Ministros del PMDB deciden permanecer con Dilma Rousseff

Según una fuente ligada a la directiva del Partido de Movimiento Democrático Brasileño, la eventual desobediencia de los ministros podría llevar a castigos como la suspensión o desafiliación. 
Reuters
30 marzo 2016 19:47 Última actualización 30 marzo 2016 19:47
Kátia Abreu, ministra de Agricultura. (Tomada de Twitter)

Kátia Abreu, ministra de Agricultura. (Tomada de Twitter)

BRASILIA.- Seis ministros del Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) decidieron el miércoles continuar momentáneamente en sus cargos, contra de la decisión del conglomerado de romper con la presidenta Dilma Rousseff y de exigir la renuncia de todos sus miembros que participan en el gobierno federal.

La ministra de Agricultura, Kátia Abreu, dijo en su cuenta en la red social Twitter (@KatiaAbreu) que seguirá en el cargo y en el PMDB: "Seguiremos en el Gobierno y en el PMDB", escribió la ministra, sin entregar detalles sobre si se refería sólo a ella o también a los otros miembros de su partido que ocupan una cartera.

Dos fuentes ministeriales dijeron a Reuters en la tarde del miércoles que los seis ministros del PMDB acordaron actuar juntos y que ninguno dejará el Gobierno por decisión individual.

Los ministros de Minería y Energía, Eduardo Braga; de Salud, Marcelo Castro; de Aviación Civil, Mauro Lopes; de Puertos, Helder Barbalho; de Ciencia y Tecnología, Celso Pansera, y de Agricultura continuarán en la base del Gobierno, dijo una de las fuentes bajo condición de anonimato.

Según una fuente ligada a la directiva del PMDB, la eventual desobediencia de los ministros podría llevar a castigos como la suspensión o desafiliación, pero eso ocurriría luego de un largo proceso en la comisión de ética del partido, que se extendería más allá de la etapa aguda de la actual crisis política.

El martes, el partido del vicepresidente Michel Temer tardó apenas cinco minutos para decidir unánimemente su salida de la coalición de la presidenta Dilma Rousseff y el retiro de sus miembros en el Gobierno, una decisión que complica la lucha de la mandataria contra un proceso de juicio político en el Congreso.

Debido a que es el partido con más escaños en la Cámara baja y el Senado, la salida del PMDB de la coalición gobernante fue considerada como el peor revés que ha sufrido Rousseff en sus casi cinco años y medio en la presidencia.

Abreu agregó en Twitter que los ministros del PMDB dejaron sus cargos a disposición de la presidenta, en caso de que ella "necesite reorganizar su base".