Mundo

Miles de manifestantes buscan derrocar a primera ministra de Tailandia

01 febrero 2014 9:44 Última actualización 25 noviembre 2013 8:53

[El domingo se reunieron alrededor de 100 mil personas en la plaza histótica de Bangkok./Reuters] 


 
Reuters
 
 
Alrededor de mil manifestantes antigubernamentales ingresaron, utilizando la fuerza, al Ministerio de Finanzas de Tailandia, mientras los líderes de la protesta pidieron la ocupación de otros edificios del Gobierno, en una escalada en la campaña que busca derrocar a la primera ministra Yingluck Shinawatra.
 
Los manifestantes también irrumpieron en instalaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo un testigo.
 
La toma de edificios del Gobierno por parte de manifestantes liderados por el Partido Demócrata de la oposición sumerge a Tailandia en un nuevo capítulo de volatilidad política, tres años después de haber sufrido la turbulencia social más sangrienta en una generación.
 
 
[Mira la Fotogalería sobre las manifestaciones en Tailandia]
 
Los manifestantes consideran que Yingluck se ha convertido en un títere de su hermano, el exprimer ministro Thaksin Shinawatra, autoexiliado después de haber sido derrocado por un golpe militar en 2006 y condenado dos años después por corrupción, cargo que el exmandatario niega.
 
 
Los manifestantes que irrumpieron en el complejo del Ministerio de Finanzas subieron al primer piso del edificio principal y ocuparon otras seis instalaciones. Muchos se congregaron en pasillos y salas de reunión, y desplegaron grandes mantas plásticas para dormir y comer.
 
El personal abandonó el edificio y se trasladó a una zona de estacionamiento.
 
"Invito a los manifestantes a quedarse aquí toda la noche en el Ministerio de Finanzas", dijo el líder de la protesta, Suthep Thaugsuban, ante la multitud concentrada frente al lugar.
 
"Nuestro único objetivo es librar al país del régimen de Thaksin", agregó Suthep, exviceprimer ministro del Gobierno anterior liderado por demócratas. "El Ministerio de Finanzas fue tomado por el pueblo para evitar que el Gobierno transfiera dinero como una herramienta del régimen de Thaksin", precisó.
 
Lucha constante por el poder
 
Yingluck llegó al poder tras una elección en 2011 que fue considerada una victoria para la clase trabajadora más humilde y una derrota para la elite tradicional de Bangkok, que respalda a los demócratas de la oposición.
 
Luego de una tensa calma en los últimos dos años, los conflictos entre las dos facciones volvieron a encenderse.
 
Suthep declaró que el Ministerio de Finanzas sería una "segunda etapa" en una protesta que comenzó el 31 de octubre y que ha estado confinada fundamentalmente a la plaza histórica de Bangkok, donde el domingo se reunieron unas 100 mil personas.
 
Esa fue la protesta de mayor magnitud desde la inestabilidad política de abril y mayo del 2010, cuando seguidores de Thaksin paralizaron la ciudad para intentar derrocar a un Gobierno liderado por los demócratas.
 
Las manifestaciones del 2010 finalmente acabaron con una represión militar en la que murieron 91 personas, en su mayoría seguidores de Thaksin.
 
Los manifestantes comenzaron el día gritando "¡Fuera!" contra el Gobierno, mientras avanzaban hacia oficinas del Estado, bases militares y navales y canales de televisión estatales.
 
Las protestas, que comenzaron el mes pasado, fueron provocadas por un proyecto de ley de amnistía respaldado por el Gobierno que podría haber dado lugar al regreso de Yingluck sin enfrentarse a la pena de cárcel por la condena de corrupción del 2008.
 
Aunque al menos por el momento se ha retirado el proyecto de ley, las manifestaciones se han convertido en un llamamiento para un cambio en el Gobierno y para la salida de Yingluck, que es considerada próxima a Thaksin.
 
"No tengo intención de dimitir o disolver la cámara", dijo Yingluck a periodistas.
 
Thaksin, que ganó elecciones en 2001 y 2005, sigue siendo un héroe populista entre los pobres, cuyos votos ayudaron a Yingluck y su partido a ganar las elecciones en 2011.