Mundo

Mil 400 reservistas son reactivados por ola de violencia en Israel

La Comisión de Asuntos Exteriores y Defensa del parlamento israelí aprobó una solicitud del Ministerio de Defensa para llamar al servicio a los mil 400 reservistas; la decisión fue tomada tras una nueva jornada de ataques, que dejó 3 israelíes muertos y más de 20 heridos.
Notimex
14 octubre 2015 6:27 Última actualización 14 octubre 2015 6:27
Israel

El Ejército israelí anunció que enviará seis compañías para ayudar a la policía a la luz de la crisis actual de la seguridad. (Reuters)

JERUSALÉM. Al menos mil 400 reservistas de la policía fronteriza israelí han sido llamados al servicio en un esfuerzo por aumentar el personal de seguridad a raíz de la reciente ola de violencia en el país.

La Comisión de Asuntos Exteriores y Defensa del parlamento israelí aprobó este miércoles por unanimidad una solicitud del Ministerio de Defensa para llamar al servicio a los mil 400 reservistas.

Un representante de la Policía de Fronteras indicó que 850 oficiales reservistas fueron llamados para ser reactivados en el servicio, y si es necesario, los restantes estarían disponibles para el servicio activo inmediatamente.

Mientras tanto, el Ejército israelí anunció que enviará seis compañías para ayudar a la policía a la luz de la crisis actual de la seguridad, reportó el diario Jerusalem Post.

Al menos 300 soldados se unirían a la policía con el fin de llevar a cabo "operaciones conjuntas", precisó un comunicado de la policía.

La decisión fue tomada en medio de una nueva jornada de ataques en todo el país, que dejó tres israelíes muertos y más de 20 heridos.

El primer ministro Benjamin Netanyahu mantuvola noche de este martes una sesión maratónica con su gabinete de seguridad para elaborar medidas adicionales, en un esfuerzo para detener la ola de violencia.

Entre las medidas, destacan el envío de soldados a los centros urbanos y carreteras de todo el país para reforzar a las fuerzas policiales y autorizó a las fuerzas del orden cercar los barrios árabes de Jerusalén.

Por otra parte, el gabinete, que se volverá a reunir este miércoles, ha decidido que, además de la demolición de las casas de los terroristas, no permitirá ninguna nueva construcción en el sitio en cuestión.