Mundo

Lewinsky reaparece para enterrar escándalo de
Bill Clinton

La expasante, quien sostuvo una relación con el expresidente estadounidense, aseguró a la revista Vanity Fair que "es momento de quemar el gorro y enterrar el vestido azul".
Agencias
06 mayo 2014 18:59 Última actualización 06 mayo 2014 19:25
La relación de Lewinsky y Clinton data de 1995 y 1996. (Reuters)

La relación de Lewinsky y Clinton data de 1995 y 1996. (Reuters)

A 18 años del escándalo que sacudió a la Casa Blanca, Mónica Lewinsky afirmó que su relación con el expresidente Bill Clinton fue consensual, pero dijo que el abuso vino cuando fue utilizada como “chivo expiatorio” para proteger la posición del mandatario estadounidense.

La expasante durante la administración Clinton rompe el silencio en la próxima edición de la revista Vanity Fair, que saldrá a la venta el próximo 8 de mayo, y denuncia que fue humillada en público cuando se desató el escándalo que alteró de manera permanente la dirección de su vida, sin embargo aclara que es momento de poner fin a todas las evidencias.

1
EL PRIMER CHIVO EXPIATORIO DEL INTERNET

En este sentido Lewinsky, ahora de 40 años, señala que quizá ella fue el primer chivo expiatorio de la era de internet, cuando el círculo de Clinton trató de desacreditarla y los adversarios del presidente la utilizaron como un peón político.

”Seguro, mi jefe tomó ventaja de mí, pero siempre permaneceré firme en el punto: fue una relación consensual, Cualquier abuso, vino después cuando me convertí en chivo expiatorio para proteger su posición poderosa”, afirma Lewinsky en la publicación.

La exbecaria en la administración de Clinton relata a la revista que rechazó ofertas que le pudieron haber dejado ganancias por 10 millones de dólares y denuncia que por el escándalo, actualmente no puede obtener un trabajo pese haber estudiado una maestría en psicología social en la London School of Economics.

Lewinsky escribe que lamenta profundamente la aventura amorosa y que se aseguró de mantenerse en silencio a través de varias campañas presidenciales para evitar convertirse en una distracción.

Esta postal forma parte de las evidencias sobre la relación de Mónica Lewinsky y el exmandatario Bill Clinton. (Reuters)
1
ES MOMENTO DE ENTERRAR EL VESTIDO

Refiriéndose a los sombreros que utilizaba y que fueron repetidos interminablemente en televisión y a la ropa manchada considerada como evidencia contra Clinton, ella escribe: "Es momento de quemar el gorro y enterrar el vestido azul".

De acuerdo con la agencia AP, su voluntad de estar hablando de la relación que tuvo con el expresidente Clinton, podría estar ocurriendo en un momento inoportuno, cuando la ex primera dama Hillary Rodham Clinton considera postularse para presidenta.

Vestido que forma parte de la evidencia de la relación entre Lewinsky y Clinton. (Reuters)

Éstas no son sus primeras palabras públicas sobre el escándalo.

Lewinsky rompió su silencio en 1999 con una entrevista muy exitosa con Barbara Walters, dio varias entrevistas subsecuentes y cooperó con el escritor Andrew Morton en su libro del mismo año titulado
"Monica's Story" (La historia de Mónica).

Con información de Notimex y AP