Mundo

México rechaza ley texana para aumentar seguridad en la frontera

La nueva legislación, promulgada por el gobernador de Texas, autoriza la contratación de 250 nuevos agentes del Departamento de Seguridad Pública para ser desplegados a lo largo de la frontera con nuestro país.
Redacción
10 junio 2015 20:14 Última actualización 10 junio 2015 20:14
Migrantes centroamericanos detenidos al intentar la frontera estadounidense. (Bloomberg)

Migrantes centroamericanos detenidos al intentar la frontera estadounidense. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO. El gobierno de México lamentó la promulgación de la Ley HB11, por parte del gobierno de Texas, pues consideró que fomenta la división "de nuestras sociedades y se opone a los principios y valores que rigen la relación bilateral entre México y Estados Unidos".

A través de un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores explicó que la ley promulgada por el gobernador Greg Abbott, propone la sustitución de la Guardia Nacional por policías debidamente capacitados por el Departamento de Seguridad Pública de Texas.

Ante ello, dice el boletín, México está abierto a un "diálogo franco y directo en materia de seguridad fronteriza desde una perspectiva integral que permita orientar los recursos hacia la consolidación de una frontera segura, eficiente y competitiva para facilitar los flujos legítimos de bienes y personas así como promover la prosperidad y el desarrollo en ambos lados de la frontera".

Además, agregó, estará atento a que la implementación de dicha ley, no "afecte los derechos y la dignidad de sus nacionales". 

Este martes, el gobernador de Texas, Greg Abbott, promulgó cuatro leyes orientadas a reforzar la seguridad fronteriza, incluido un estatuto que autoriza la contratación de más agentes y equipos para ser destinados a la vigilancia de la zona.

La iniciativa HB 11, que autoriza la contratación de 250 nuevos agentes del Departamento de Seguridad Pública (DPS) para ser desplegados a lo largo de la frontera.

También contempla aumentar a 50 horas la jornada laboral semanal de todo el personal del DPS que trabaje en la zona fronteriza, y contempla recursos financieros para el pago de las horas extras.

La iniciativa, la más prominente de las cuatro firmadas por el gobernador, autoriza además a crear el Centro de Inteligencia Trasnacional de Texas, para coordinar los esfuerzos de vigilancia fronteriza en tiempo real y monitorear sus resultados.

Dicha ley, que está acompañada por una partida de 800 millones de dólares del presupuesto estatal para la seguridad fronteriza, contempla también proporcionar capacitación y equipo adicional a los agentes del DPS.

Asimismo, otorga a los procuradores de los condados herramientas adicionales necesarias para combatir delitos relacionados al tráfico de personas y de drogas.

Con información de Notimex