Mundo

México impulsa acuerdos de integración energética con Guatemala y Belice

Están enfocados a la exportación de gas, exploración de hidrocarburos y ampliación de las redes eléctricas; el objetivo es fortalecer el mercado de cara a la zona Asia-Pacífico, señala Rubio.
Roxana González
19 octubre 2014 21:51 Última actualización 20 octubre 2014 5:0
Plataforma petróleo

Plataforma de extracción petrolera en el Golfo de México. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno de México no sólo busca la integración energética con América del Norte, sino también con sus vecinos del sur, Belice y Guatemala, países con los que negocia una serie de acuerdos para exportación de gas, exploración conjunta de hidrocarburos y ampliación de redes eléctricas.

De acuerdo con el segundo informe de labores del canciller José Antonio Meade, uno de los temas prioritarios de la administración federal es lograr un nuevo modelo de integración energética que coloque a México, Guatemala y Belice en la vanguardia hacia América del Sur y los convierta en un mercado hacia la región de Asia-Pacífico.

Al respecto, en entrevista con El Financiero, Vanessa Rubio, subsecretaria de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, explicó que si bien México vende energía eléctrica a Guatemala desde 2010 y comercia un tercio del gas que se consume en Belice, la intención ahora es crear en conjunto la infraestructura necesaria para aumentar los volúmenes de distribución de energía entre los tres países y llevarlos a todas las naciones de Mesoamérica.

Aseguró que sólo en lo que va del año, México vendió más de 113 megawatts a las naciones de Centroamérica a través del Sistema de Interconexión Eléctrica, con el que se espera transmitir electricidad desde Chiapas hasta Panamá en 2015.

Añadió que la planeación de un gasoducto de 600 kilómetros de longitud para transportar gas natural, partiendo de Oaxaca, es otro de los proyectos del plan de integración energética regional, aunque dejó en claro que “sólo tendrá razón de existir si tiene carácter multilateral, es decir, si abarca a todos los países de la región mesoamericana (Belice, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá) y no sólo es entre México y Guatemala”, como se planeó en un principio.

Autoridades guatemaltecas en nuestro país confirmaron a este diario que las negociaciones para el gasoducto continúan, así como para lograr un acuerdo que incluya a Belice para la exploración y explotación de yacimientos transfronterizos en diez áreas compartidas de la Plataforma Yucatán y de la Cuenca Sierra Madre de Chiapas-Petén, del que forma parte el distrito beliceño de Toledo.

“A Guatemala le interesa mucho lograr la integración energética con México y Belice, porque sabemos que producto de esa integración serán los beneficios en cuanto a producción y costos que la reforma energética en este país brindará; tenemos claro que si México produce más, como plantea su reforma, y a menores costos, a Guatemala le conviene, aunque también sabemos que estos resultados no serán de la noche a la mañana”, afirmó un vocero de la sede diplomática.

Como avance del plan de integración regional, México negocia además incrementar la oferta de venta de gas natural a Belice, la cual se realiza a través de la empresa Z Gas, según informó la embajada de México en Belmopán. En cuanto a la interconexión eléctrica México-Guatemala, la red de transmisión cubre 103 kilómetros y cuenta con dos subestaciones, en Tapachula, Chiapas, y Retalhuleu, Guatemala.