Mundo

México busca instancias de reconciliación para Venezuela: Videgaray

El titular de la SRE se pronunció por generar instancias de acuerdos, de ayuda humanitaria y reconciliación; además rechazó la Asamblea Nacional Constituyente, convocada por Nicolás Maduro,  ya que eso “profundiza el clima de desconfianza y crisis”.
Anabel Clemente
31 mayo 2017 15:53 Última actualización 31 mayo 2017 15:54
Luis Videgaray

Luis Videgaray participó en la 29 Reunión de Consulta de Cancilleres de la OEA.
 (Reuters)

Durante su participación en la 29 Reunión de Consulta de Cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, reiteró la voluntad de México para apoyar la atención de la “grave crisis” que se vive en Venezuela y refrendó su disposición a la creación de instancias de acuerdos y reconciliación.

“Si esta reunión de consulta de cancilleres resuelve generar instancias de acuerdos, de ayuda humanitaria y de reconciliación, México expresa su voluntad de participar activamente en estos propósitos, en un marco de respeto, solidaridad y fraternidad con el pueblo venezolano”, dijo.

Durante su intervención, explicó que el incremento en la violencia en el país sudamericano obliga a la comunidad internacional a “actuar con urgencia”.

Reiteró la disposición de México de apoyar, “si así lo deciden los propios venezolanos” y rechazó iniciativas como la de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente para redactar una nueva constitución “en los términos planteados por el gobierno”, ya que eso “profundiza el clima de desconfianza y crisis política”.

“Nos preocupa la falta de garantías para ejercer el derecho a manifestarse y el alto número de detenciones arbitrarias, además del creciente número de ciudadanos venezolanos que están siendo juzgados en tribunales militares… También nos preocupa de manera sensible la falta de alimentos y medicinas que está afectando de manera drástica la calidad de vida del pueblo venezolano”, señaló.

Aseguró que la OEA tiene la obligación de atender la difícil situación en ese país y de emprender nuevas gestiones diplomáticas para lograr “una normalización de la institucionalidad democrática”.

Ante la intención de Venezuela de salir de la organización, Videgaray expuso que eso se trataría de “darle la espalda” a los Estados miembros.

Apuntó que como defensor del principio de no intervención, México no invocará dicha acción “y menos para eludir responsabilidades en materia de derechos humanos o de respeto al estado de derecho”.

Recordó que México tiene retos en materia de pobreza, desigualdad y “las graves consecuencias de la violencia que genera el tráfico internacional de drogas y el crimen organizado”, pero aseguró que frente a esos desafíos, el país se abre al mundo para enfrentarlos y superarlos, entendiendo siempre al escrutinio internacional como poderoso instrumento de cambio.