Mexicanos marchan en Chicago por reforma migratoria
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mexicanos marchan en Chicago por reforma migratoria

COMPARTIR

···
Mundo

Mexicanos marchan en Chicago por reforma migratoria

21/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Notimex


Decenas de mexicanos se manifestaron en el centro de Chicago para solicitar al presidente Barack Obama, quien asumió su segundo mandato, el cese inmediato de las deportaciones como paso inicial para la reforma migratoria prometida.



Familias inmigrantes y decenas de simpatizantes marcharon desde la Plaza Daley hasta la Plaza Federal, donde repitieron consignas y levantaron carteles con sus reclamos.



Al finalizar el recorrido, que duró poco más de 5 minutos, los manifestantes extendieron su manta principal frente al edificio de la representación federal que decía: "Un sistema racista no puede ser reformado. No más secuestros. Alto al terrorismo estatal".



Además, colocaron en la plaza por varios minutos la cifra de deportados durante el primer gobierno de Obama, con números de cartón blanco: 1 millón 400,000.



Durante el mitin fue repartido un comunicado firmado por el sacerdote José Landaverde, de la iglesia Misión Nuestra Señora de Guadalupe, del vecindario mexicano La Villita.



El documento prevé que, de acuerdo con "el calendario más optimista", en agosto se aprobaría una reforma migratoria integral.



No obstante, señala que "para el tiempo que la administración establezca los procedimientos para una legalización en 2014, cientos de miles de niños serían separados de sus padres y madres".



Las organizaciones que participaron en la marcha-mitin anunciaron que al mismo tiempo que Obama empieza su segundo término, "iniciamos hoy el movimiento para demandar al mandatario que use su autoridad ejecutiva para detener las deportaciones y la separación de familias".



La Coalición pro Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR) agregó que la elección mostró que los votantes latinos e inmigrantes están listos para una reforma migratoria, y que los políticos de ambos partidos deben buscar en serio una solución integral, que incluya una vía a la ciudadanía para 11 millones de indocumentados.