Mundo

Merkel pedirá fondos para respaldar rescate griego ante duda del FMI 

La canciller alemana Angela Merkel pedirá a los legisladores de su país la aprobación de un rescate por 86 mil millones de euros para Grecia dada la incertidumbre sobre la participación del Fondo Monetario Internacional.
Reuters
15 agosto 2015 12:16 Última actualización 15 agosto 2015 12:39
Angela Merkel

La votación que aprobaría el plan de rescate está prevista para la mañana del miércoles próximo. (Reuters)

La canciller alemana Angela Merkel le pedirá a los legisladores de su país que respalden un rescate por 86 mil millones de euros para Grecia en una sesión especial del parlamento el miércoles, pese a la incertidumbre sobre la participación del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La aprobación parlamentaria no está en duda porque se espera que los socialdemócratas y los verdes apoyen el rescate pero la votación podría exponer las divisiones en las filas de los conservadores de Merkel.

La votación se está presentando como una importante prueba tanto para Merkel como para uno de sus principales aliados, el jefe de su bloque conservador en el Parlamento, Volker Kauder.

Kauder, que la semana pasada amenazó con represalias a los legisladores que votaran contra un rescate, declaró que la participación del FMI era "condición" para el apoyo de su partido.

El viernes, la portavoz de Merkel, Christiane Wirtz, dijo que la participación del Fondo era "decisiva" para el gobierno.

Sin embargo, bajo el rescate aprobado por los ministros de finanzas de la zona euro el viernes en Bruselas, es incierto si el FMI tendrá un rol.

La directora gerente del prestamista, Christine Lagarde, dijo a los ministros que ella no podría comprometerse hasta que su directorio revisara la situación, en el otoño boreal, y reiteró su llamado a un "alivio significativo de deuda" para Grecia, un paso que el gobierno de Merkel ha rechazado repetidamente.

En una entrevista publicada el sábado por el Deutsche Welle, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, reiteró su oposición a una quita del volumen de deuda pendiente, y dijo que hay algo de margen para extender los vencimientos de la deuda griega.

RIESGO DE GRAN REBELIÓN

El mes pasado, 65 legisladores de los conservadores de Merkel rompieron filas y se negaron a apoyar las negociaciones sobre el rescate.

Y muchos más podrían rebelarse en la votación del miércoles. El diario alemán Bild publicó el sábado que hasta 120 miembros de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU) y de su partido bávaro hermano Unión Social Cristiana (CSU) podrían negarse a apoyar al Gobierno.

La votación en el Bundestag está prevista para las 9 de la mañana hora local (0700 GMT) del miércoles, lo que implica que Merkel tendría que retrasar la salida a Brasil en un viaje de Gobierno, programada para las 10 de la mañana.

Si 100 o más de sus aliados conservadores se rebelan en la votación sería un gran revés político para la canciller y sería un peligro aún mayor para Kauder, cuya amenaza de sancionar a los legisladores que votaran contra el rescate quitándolos de las principales comisiones parlamentarias, pareció haberse vuelto en su contra.

"Si no hay un compromiso firme del FMI de participar en el tercer rescate entonces tenemos una situación nueva", dijo Wolfgang Bosbach, una de las principales figuras disidentes sobre Grecia.