Mundo

Merkel busca "zonas más seguras" en Siria para ubicar a refugiados 

En una conferencia de prensa en una ciudad turca, la canciller Angela Merkel dijo que Alemania está buscando crear "zonas más seguras" dentro de Siria para ubicar a los refugiados.
Reuters
23 abril 2016 18:18 Última actualización 23 abril 2016 18:18
Refugiados

Turquía acordó con la Unión Europea (UE) ayudar a detener el flujo de inmigrantes a Europa a cambio de tres mil millones de euros para el alojamiento de los 2.2 millones de sirios. (Reuters)

Alemania está buscando la creación de "zonas más seguras" para ubicar a los refugiados en Siria, dijo el sábado la canciller alemana, Angela Merkel, una idea que Turquía ha promovido por largo tiempo y que Naciones Unidas ve con cautela.

Mantener a los inmigrantes en el lado sirio de la frontera ayudaría a Bruselas y a Ankara, que alberga a 2.7 millones de refugiados, a frenar el flujo de personas hacia las costas de Europa. La ONU ha advertido sobre el plan, a menos que exista una forma de garantizar la seguridad de los refugiados en el país. Trabajadores humanitarios se oponen a la propuesta.

El cese de las hostilidades en Siria, que comenzó a fines de febrero bajo el patrocinio de Rusia y Estados Unidos para permitir las negociaciones de paz, ha fallado. La oposición, que abandonó el diálogo en Ginebra, dijo que la tregua ya no está en vigencia.


En una conferencia de prensa en la ciudad turca de Gaziantep, Merkel pidió "zonas donde el cese del fuego sea especialmente aplicado y donde se pueda garantizar un nivel significativo de seguridad".

Decenas de miles de refugiados que huyen de los combates en Siria no han podido ingresar a Turquía y acampan cerca del paso fronterizo de Azaz, donde agencias locales ofrecen ayuda humanitaria. Algunos han acusado a Ankara de crear esa zona de manera sigilosa.

El acuerdo entre Bruselas y Ankara para enviar a miles de inmigrantes desde las islas griegas a Turquía también ha enfrentado duras críticas de las agencias de derechos humanos y refugiados de Naciones Unidas, que lo consideran inmoral y una violación a las leyes humanitarias internacionales.

"Hemos dicho que Turquía naturalmente debe cumplir las condiciones, estos son 72 proyectos que deben ser implementados", dijo Merkel. "Mi objetivo es que nos apeguemos a esos entendimientos. Siempre y cuando Turquía entregue resultados relevantes", agregó.

Merkel, el primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, visitaron un campamento de refugiados en Nizip e inauguraron un centro de protección para menores en Gaziantep.