Melania Trump visita África y marca diferencia con su esposo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Melania Trump visita África y marca diferencia con su esposo

COMPARTIR

···

Melania Trump visita África y marca diferencia con su esposo

La primera dama estadounidense inició este martes una gira en la que visitará Ghana, Malawi, Kenia y Egipto en la que busca promover oportunidades globales, especialmente para los niños.

Bloomberg Jennifer Jacobs
02/10/2018
Actualización 02/10/2018 - 12:18
Melania Trump
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Cuando se instalaron juntos en la Casa Blanca, la primera dama Melania Trump estableció una postura firme con el presidente Donald Trump: la Oficina Oval, desde donde a menudo se hacen transmisiones televisadas, la decoraría él, pero la residencia privada estaría a cargo de ella, según personas cercanas.

La primera dama, en general, ha tratado de evitar el foco siempre presente en su marido, pero esta semana abandonó la privacidad del Ala Este para una gira de una semana por cuatro países de África, una región que el presidente nunca ha visitado durante su mando.

Este martes, aterrizó en Ghana, donde recorrerá algunos lugares para luego dirigirse a Malawi, Kenia y Egipto, países en desarrollo en un continente que Donald Trump alguna vez despreció en una reunión privada llamándolos "países de mierda".

El segundo viaje internacional oficial de la primera dama sirve como un poco de diplomacia suave para un rincón del mundo que no ha llamado la atención del gobierno de Trump. Melania Trump busca promover oportunidades globales, especialmente para los niños, según sus asesores.

Pero es probable que se vuelva a encontrar marcando diferencias con su esposo.

Además de las visitas diplomáticas en cada país, Trump visitará un refugio, un hospital y varios sitios históricos y de conservación. También asistirá a algunas presentaciones culturales y regalará libros de texto y balones de fútbol a los escolares.

"Este es un viaje importante y no debería minimizarse en absoluto, incluso teniendo en cuenta los comentarios de 'mierda' y cosas en Twitter", dijo Witney Schneidman, una funcionaria del Departamento de Estado durante el gobierno de Clinton y actualmente asesora internacional en asuntos relacionados con África en el bufete de abogados Covington & Burling LLP.

Han pasado nueve meses desde que Donald Trump, en una negociación a puerta cerrada en la Oficina Oval sobre qué inmigrantes traídos ilegalmente al país de niños deberían ser deportados, habría emitido la blasfemia sobre las naciones africanas.

"A pesar de ese comentario, que fue tan profundamente ofensivo, los africanos solo quieren ver a Trump", dijo Schneidman.

Melania Trump generalmente ha adoptado un perfil más bajo que sus predecesoras recientes y no se espera que pronuncie un discurso formal mientras esté en África. Ella hará breves comentarios públicos en algunas paradas, dijeron sus asistentes, pero no estará acompañada por un taquígrafo, a diferencia de su esposo.

La portavoz de la primera dama, Stephanie Grisham, dijo que Melania Trump eligió visitar África porque considera que "es importante que las personas de todo el mundo entiendan que Estados Unidos se preocupa por la prosperidad y las generaciones futuras de otros países. Nuestro país es más seguro y más fuerte cuando las personas en todo el mundo tienen oportunidades, y eso comienza educando y cuidando a los niños".

Su itinerario por África es una elección "ecléctica" de naciones, dijo Joshua Meservey, analista de política para África y Medio Oriente en Heritage Foundation.

Kenia, un importante aliado de Estados Unidos en los esfuerzos contra el terrorismo en el continente, está en la lista de preselección para un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos. Su presidente, Uhuru Kenyatta, ya tiene una cálida relación con Trump después de una visita a la Casa Blanca el mes pasado, dijo Meservey.

Ghana, donde la democracia aún está arraigándose, coincide con el perfil de los países en desarrollo con los que Estados Unidos busca crear vínculos. Malawi es una nación pequeña, pobre y oscura que no recibe visitas de alto nivel a menudo y que se beneficiará de la atención de la primera dama, afirmó Meservey.

Egipto es un socio estratégico crítico en asuntos de Medio Oriente y África del Norte. En Malawi y Kenia, Melania Trump probablemente destacará la educación, el desarrollo de habilidades para los niños, la conservación y la prevención de enfermedades, dijo Landry Signé, un académico de Brookings Institution en África.

En Ghana, se centrará especialmente en la atención médica, especialmente para mujeres y niños. Mientras que en Egipto, probablemente se enfocará en las oportunidades en el turismo, indicó Signé.