Médicos Sin Fronteras alertan grave situación humanitaria en Siria
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Médicos Sin Fronteras alertan grave situación humanitaria en Siria

COMPARTIR

···
Mundo

Médicos Sin Fronteras alertan grave situación humanitaria en Siria

07/03/2013


Notimex
 

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) alertó sobre la grave situación humanitaria en Siria a casi 2 años de que inició el conflicto y denunció que el régimen de ese país bloquea el acceso a ciertas áreas y la entrega de ayuda.
 

En su informe MSF cifró el saldo del conflicto en 70,000 muertos, 2.5 millones de desplazados en el interior de Siria y un millón de refugiados en países limítrofes.
 

Sin embargo, millones de habitantes son víctimas de penurias y del colapso del sistema de salud, destacó y coincidió con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en que "Siria entró en la espiral de una catástrofe absoluta".
 

La severa crisis humanitaria es particularmente aguda en las zonas bajo control de la oposición, donde las agencias de las Naciones Unidas (ONU) y organizaciones internacionales no pueden intervenir con el acuerdo del régimen de Damasco, señaló.
 

Los grupos de ayuda prestan servicios de manera ilegal en las zonas rebeldes, principalmente en las provincias de Aleppo e Idlib, donde atienden a heridos, entregan medicinas y equipo médico.
 

Los médicos en general son considerados enemigos del régimen, los pacientes confían su recuperación a las redes de salud clandestinas, escondidas en sótanos, casas particulares o túneles. La mayoría de los hospitales ya fueron destruidos por las bombas, indicó en su informe.
 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), con base en información del Ministerio de Salud de Siria, 57% de los hospitales públicos han sido dañados en el país y 36% ya no funciona.
 

Los sirios enfrentan problemas de suministro y escasez de medicamentos, pues los centros de producción y distribución de medicinas están detenidos, por lo que las existencias se reducen prácticamente a cero.