Mundo

Mayoría de senadores a favor de juicio político a Rousseff

En la maratónica sesión que se lleva a cabo en el Senado de Brasil, una mayoría de legisladores señalaron que podrían votar a favor del juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff.
Reuters
12 mayo 2016 1:53 Última actualización 12 mayo 2016 2:38
Brasil. (Reuters/AP)

Brasil. (Reuters/AP)

BRASILIA.- Una mayoría del Senado de Brasil indicó que votará a favor de someter a la presidenta Dilma Rousseff a un juicio político por violar las leyes de presupuesto, anticipando el final de 13 años de gobierno del Partido de los Trabajadores en la mayor economía de América Latina.

En una sesión maratónica de discursos, 41 de los 81 senadores habían indicado en la madrugada de este jueves que votarían a favor de impugnar a Rousseff, una medida que suspendería de su cargo a la primera presidenta de Brasil.

La votación final, que se espera al amanecer, llevaría a que el vicepresidente Michel Temer asuma con presidente interino durante el juicio político de Rousseff, que podría durar hasta seis meses.

En las afueras del Congreso en Brasilia, donde se instaló una valla de metal para separar a los manifestantes a favor y en contra de Rousseff, unas 6.000 personas pidieron más temprano la salida de la mandataria. La policía usó gas pimienta para dispersar a los manifestantes, y una persona fue arrestada por incitar a la violencia.

En una señal de que Rousseff se preparaba para una derrota, una fuente dijo a Reuters que la presidenta dejará el jueves el Palacio de Planalto por la puerta del frente acompañada por sus ministros y el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, una vez que reciba la notificación sobre el inicio del juicio político en su contra, y dará un discurso para sus seguidores.

Sus asesores dijeron que la mandataria planea liberar a sus ministros el jueves por la mañana y les pidió que no ayuden en una transición a un gobierno de Temer porque considera que su destitución es ilegal.

Temer planea nombrar a sus ministros en la tarde del jueves, dijo a la prensa el senador Romero Juca, jefe de su Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

La popularidad de Rousseff, que asumió el poder en el 2011, se desplomó por la larga investigación de una enorme trama de sobornos en la petrolera Petrobras PETR4.SA, en momentos en que ella era presidenta de la compañía.

La perspectiva del ascenso al poder de Temer, considerado más amigable para los empresarios, ha hecho subir con fuerza los mercados financieros este año, con la esperanza de que su equipo recorte un enorme déficit fiscal y devuelva la economía al crecimiento.

La crisis política profundizó la peor recesión que vive Brasil desde la década de 1930. Además, llega menos de dos años después de que Rousseff fuera reelegida por un estrecho margen para un segundo mandato de cuatro años, cuando Brasil esperaba brillar con los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en agosto.

"Hoy estamos tratando de superar esta situación mediante la eliminación de un gobierno irresponsable. No tenemos otra alternativa", dijo el senador Blairo Maggi, uno de los mayores productores de soja de Brasil, que se encamina a convertirse en ministro de Agricultura en un gabinete de Temer.