Mundo

May rechaza condenar la política de Trump en materia de refugiados

La primera ministra británica, Theresa May, comentó que no se debe reprochar la decisión de Estados Unidos de Prohibir la entrada de Musulmanes a su país ya que ellos son responsables de sus políticas migratoria.
AFP
28 enero 2017 12:32 Última actualización 28 enero 2017 14:25
May apoya políticas de Estados Unidos

May apoya políticas de Estados Unidos

La primera ministra británica rechazó condenar este sábado la decisión de Estados Unidos de suspender la admisión de refugiados, afirmando que Washington es responsable de su política en materia de refugiados.

"Estados Unidos es responsable de la política estadounidense sobre los refugiados. Reino Unido es responsable de la política británica sobre los refugiados", respondió May, después de que le hubieran pedido en varias ocasiones que se pronunciara sobre la cuestión, en una rueda de prensa con su homólogo turco, Binali Yildirim, en Ankara.

"Y nuestra política de refugiados es tener un número de programas voluntarios para traer a refugiados sirios al país, especialmente a los más vulnerables pero también proveer ayudas financieras significativas para apoyar a los refugiados en países cercanos a Siria", añadió.

El mismo día que May visitó Washington para reunirse con el presidente estadounidense, Donald Trump, y así impulsar las relaciones bilaterales, el nuevo presidente ordenó suspender las llegadas de refugiados al país.


Además, impuso fuertes controles a los viajeros procedentes de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen.

May había declinado en un primer momento comentar el decreto de Trump.

Sin embargo, elogió a Turquía por su hospitalidad, al albergar a cerca de tres millones de refugiados de Siria e Irak.

Yildirim, en cambio, condenó implícitamente la decisión de Trump, afirmando que la construcción de muros no resolverá la crisis de los refugiados.

"No podemos resolver el problema de los refugiados erigiendo muros", dijo Yildirim.

Yildirim insistió en que con decenas de millones de refugiados en todo el mundo, se trataba de un problema que "no podía ignorarse", sino que tenía que solventarse con una mayor cooperación entre países.

"Abrimos nuestras puertas, y si ellos vuelven a venir, volveremos a acogerles", dijo, agregando: "Los problemas regionales no pueden resolverse escondiéndolos debajo de la alfombra".

Según las autoridades turcas, el país acoge a 2 millones 7 mil de refugiados sirios y a unos 300 mil refugiados iraquíes.

Yildirim dijo que no podían hacerse "valoraciones a partir de rumores", refiriéndose al decreto de Trump.