Mundo

Mattis, en Afganistán para evaluar necesidades de guerra

El secretario de Defensa evaluará la guerra más larga de EU; la vista se produce tres días después de un ataque talibán a una base de ejército afgano en el norte del país que causó al menos 100 muertos.
Agencias
24 abril 2017 6:29 Última actualización 24 abril 2017 6:30
Jim Mattis

La visita del secretario de Defensa no estaba anunciada. (AP)

KABUL.- El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, llegó a Afganistán para una visita no anunciada.

Mattis está en Kabul para evaluar la guerra más larga de Estados Unidos mientras el gobierno de Donald Trump valora enviar más tropas estadounidenses. La visita se produce tres días después de un ataque talibán a una base de ejército afgano en el norte del país que causó al menos 100 muertos, y hasta 130 según algunas estimaciones.

Para Mattis, Kabul es la última parada de una gira que lo llevó a seis países en una semana. El jefe del Pentágono busca reforzar las relaciones con aliados y socios y obtener información sobre el estancado conflicto en Afganistán.

Mattis es el primer miembro del gobierno de Trump que visita Afganistán. El máximo comandante estadounidense en Kabul, el general John Nicholson, dijo recientemente al Congreso que necesita varios miles de solados más.

IMITEN MINISTRO DE DEFENSA Y JEFE DE ESTADO MAYOR

El ministro de Defensa y el jefe del Estado mayor de Afganistán presentaron su dimisión, anunció la presidencia, dos días después de un ataque talibán en una base militar en el norte del país.

"El presidente Ashraf Ghani aceptó la renuncia del ministro de Defensa y del jefe del Estado mayor", señaló la oficina de la presidencia en un comunicado.

Los afganos habían pedido la dimisión del ministro Abdulá Habibi y del jefe del Estado Mayor, Qadam Shah Shaheem, tras el asalto en una base militar de Mazar-e-Sharif el pasado viernes.

Se cree que es el ataque más mortífero jamás perpetrado por los talibanes contra una base militar.

Diez hombres de uniforme y fuertemente armados entraron en una base del ejército en tanques y abrieron fuego contra los soldados de la base, reunidos en la mezquita o el refectorio, desarmados.

Sigue sin conocerse el balance preciso de muertos en el asalto, pero oscilaría entre los 130 y los 160 fallecidos según balances no oficiales pero concordantes.

Según las autoridades, habría habido "más de cien muertos y heridos". 

Con información de AP y AFP