Mundo

Matthew deja 283 muertos en Haití y a EU en emergencia

Un panorama desolador dejó a su paso el tornado por Haití, mientas que en Florida y Carolina de Norte se preparan para la llegada del fenómeno.
Agencias
07 octubre 2016 1:4 Última actualización 07 octubre 2016 5:0
Matthew.

Haití padeció por la furia del tornado. (Agencias)

El presidente Barack Obama declaró el estado de emergencia para Florida y Carolina del Sur en espera de que sean golpeados durante la madrugada de hoy por el huracán Matthew que a su paso por el Caribe dejó más de 300 muertos, la mayoría en Haití.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos amplió la zona de impacto de Matthew desde el norte de la región de Miami, en Florida, hasta Carolina del Norte, donde se esperaban vientos de 240 kilómetros por hora.

La gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, rogó a los ciudadanos en un mensaje televisado, para que entendieran la amenaza que supone el huracán considerado el más fuerte que golpea esa zona de la Unión Americana en décadas.

Su homólogo en Florida, Rick Scott, pidió a los habitantes evacuar bajo la amenaza de “quien se quede, el huracán lo matará”. Un millón y medio de personas fueron desalojadas previo al embate del meteoro.

En Miami-Dade lo peor era esperado para la medianoche del jueves con la posibilidad de que la zona vuelva a la normalidad por la mañana de este viernes. “Hemos tenido suerte esta vez”, dijo el alcalde, Carlos Gimenez, quien agregó que los servicios de transporte volverán a funcionar hoy mismo.

Al menos 283 personas murieron en Haití por el paso de Matthew, que golpeó fuertemente el país el martes, informó el ministro de Interior, François Anick Joseph, quien se refirió a la situación creada por el huracán como una catástrofe.

Otras 30 mil personas permanecían en refugios en la región sur del país caribeño, la que sufrió un mayor impacto, mientras diez mil no tenían alojamiento.

Cuando en el oriente de Cuba comenzaban los trabajos para eliminar los destrozos que causó Matthew en cuatro municipios de la provincia de Guantánamo, la mayoría de los pronósticos indicaban la posibilidad de que el huracán haga una trayectoria en forma de lazo y retorne a la isla por el occidente la próxima semana, lo que provocó una nueva alerta en la isla.