Mundo

Manifestantes queman edificios en capital egipcia

12 febrero 2014 4:49 Última actualización 09 marzo 2013 16:22

Reuters

Puerto Saíd, Egipto.- Manifestantes egipcios incendiaron edificios en El Cairo y trataron sin éxito de interrumpir el transporte marítimo en el Canal de Suez, luego de que una decisión judicial sobre unos mortales disturbios en un estadio de futbol alimentara la ira en un país acosado por el empeoramiento de la seguridad.

Los manifestantes estallaron en ira en Puerto Saíd, en la entrada norte del Canal de Suez, tras la confirmación de las condenas de muerte impuestas a 21 hinchas de un equipo de futbol local por su participación en unos disturbios ocurridos el año pasado, en los que más de 70 personas perdieron la vida.

Sin embargo, el tribunal también enfureció a los aficionados rivales en El Cairo por absolver a otros 28 acusados a los que querían que se les aplicara un castigo, entre ellos siete miembros de las fuerzas policiales, denostadas por su brutalidad bajo el mando del derrocado Hosni Mubarak.

Fuentes de seguridad dijeron que dos personas murieron en El Cairo por los efectos del gas lacrimógeno y las balas de goma. Un total de 65 personas resultaron heridas.

La ola de protestas se produce en momentos en que el presidente Mohamed Mursi lucha -dos años después del derrocamiento de Mubarak -por mantener el orden en medio de una grave crisis económica y política.

El Gobierno condenó la violencia contra la propiedad en un comunicado y pidió a los egipcios unirse y respetar las sentencias judiciales.

En El Cairo, los aficionados del club Al-Ahly expresaron su rabia ante las absoluciones y prendieron fuego a una sede de la policía, oficinas cercanas a la federación egipcia de fútbol y una sucursal de una cadena de comida rápida.

Un helicóptero militar recogió agua del Nilo y lo dejó caer sobre los edificios en llamas.

En Puerto Saíd, donde el Ejército se hizo cargo de la seguridad, unos 2,000 residentes intentaron bloquear el Canal de Suez.

Las autoridades que controlan el canal, una importante arteria para el comercio mundial y la principal fuente de ingresos del Gobierno egipcio, dijo que el tráfico no se había visto afectado.

"El canal (...) es seguro y está abierto a todos los barcos", dijo el portavoz de la Autoridad del Canal de Suez, Tarek Hassanein, a la agencia de noticias MENA.