Mundo

Malasia prevé prontas negociaciones con Corea del Norte

Las conversaciones tratarían de dar solución a la disputa diplómatica entre ambos países, que se generó tras la muerte de Kim Jong Nam y la autopsia que realizó el equipo de forenses malayo, que no fue permitida por Corea.
AP
11 marzo 2017 10:18 Última actualización 11 marzo 2017 10:19
asdc

s

Malasia espera comenzar negociaciones formales con Corea del Norte en "los próximos días" para resolver una disputa diplomática en la que los dos países han restringido la salida de ciudadanos del otro, dijo el sábado el ministro malasio de exteriores.

El conflicto se debe a la misteriosa muerte por envenenamiento del hermano del líder norcoreano Kim Jong Un el 13 de febrero en el aeropuerto de Kuala Lumpur. Malasia dice que Kim Jong Nam falleció después de que dos mujeres le untaron el rostro con el agente nervioso VX, pero Pyongyang —que muchos sospechan estuvo detrás del ataque— rechaza esas conclusiones.

Desde entonces, las relaciones se han deteriorado constantemente y cada país expulsó al embajador del otro. El martes, Corea del Norte impidió a todos los malasios la salida del país hasta que se alcance "un arreglo justo" en el caso. Putrajaya respondió impidiendo la salida de norcoreanos de su territorio.

El canciller malasio Anifah Aman dijo el sábado que la comunicación avanza con la embajada norcoreana en Kuala Lumpur y que ambas partes estaban listas para negociaciones formales. Agregó que muchos países ofrecieron ayuda, pero "por el momento no necesitamos la ayuda de un tercer país y espero que nunca la necesitemos".

"Estamos listos, ellos también quieren comenzar negociaciones. Espero que comiencen en los siguientes días", dijo Anifah a los reporteros después de reunirse con las familias de nueve malasios varados en Corea del Norte. "La seguridad de nuestra gente es primordial y estamos haciendo todo lo posible".

Se calcula que unos mil norcoreanos viven en Malasia.

Anifah dijo que el regreso del cadáver de Kim será parte de la agenda de negociaciones.

Norcorea ha pedido el cadáver desde el primer día y se opuso a la autopsia que hicieron en Malasia. Pyongyang también se niega a reconocer que Kim Jong Nam era la víctima y se refiere a él como Kim Chol, el nombre que figuraba en su pasaporte.