Mundo

Maduro se reúne con Santos para limar asperezas

10 febrero 2014 4:59 Última actualización 22 julio 2013 12:55

[Reuters] 


 
 
Reuters
 
 

PUERTO AYACUCHO, Venezuela - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, recibirá el lunes al mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, en la frontera común con el propósito de limar las asperezas que tensaron en las últimas semanas las relaciones entre ambos países.
 
 
El encuentro se producirá luego de que Venezuela pusiera en revisión los lazos con su vecino a fines de mayo por la visita a Santos del ex candidato presidencial opositor, Henrique Capriles, quien perdió frente a Maduro por 1,5 puntos porcentuales en las presidenciales de abril.
 
 
El mandatario venezolano calificó el encuentro como una "puñalada" y denunció que el viaje de Capriles a Bogotá era parte de un plan de desestabilización en contra de su Gobierno, pero Santos puso paños fríos calificando el impasse como un "malentendido" y llamando a conversar por la vía diplomática.
 
 
"Vamos a seguir consolidando una relación respetuosa y fructífera entre nuestras naciones", adelantó Santos el fin de semana en preparación para el encuentro.
 
 
El canciller venezolano, Elías Jaua, también se mostró optimista. "Esperamos que se puedan superar y restablecer las relaciones", dijo tarde el domingo.
 
 
"Yo creo que se darán los resultados que esperamos de una reunión donde se hablará con claridad de los temas que generaron el malestar y la discordia", agregó.
 
 
Puerto Ayacucho, en el sur venezolano a orillas del río Orinoco, será el escenario del primer encuentro oficial entre los presidentes desde que Maduro asumió tras las ajustadas elecciones que debieron celebrarse por la muerte de Hugo Chávez.
 
 
Capriles, quien desconoce el triunfo de Maduro y ha impugnado las presidenciales del 14 de abril, se reunió con Santos a fines de mayo buscando eco a sus reclamos y el pasado fin de semana hizo lo propio en Chile y Perú.
 
 
Pese a que las autoridades colombianas aseguraron que sus pares venezolanos estaban al tanto de la cita con Capriles, la reacción de Maduro fue furibunda y, en represalia, amenazó con retirarse de las negociaciones de paz que se celebran en La Habana entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC.
 
 
A pesar de ello, y gracias a las gestiones del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, las amenazas no se concretaron y ambos gobiernos han mostrado su intención de trabajar juntos.
 
 
Las relaciones entre Caracas y Bogotá han sufrido numerosos traspiés en la última década. El más intenso tuvo lugar en julio del 2010 cuando el entonces presidente Chávez rompió relaciones con el ex mandatario Álvaro Uribe luego de que acusara a Venezuela de asilar a guerrilleros de las FARC.
 
 
Ambos países, que comparten una frontera terrestre de 2,219 kilómetros, estuvieron al borde de un conflicto armado en 1987 luego de que un barco de guerra colombiano fuera interceptado por Venezuela en una zona marítima bajo disputa limítrofe.
 
 
 
Las relaciones internacionales de Venezuela durante la gestión de Maduro han seguido la tónica del fallecido Chávez.