Mundo

Maduro se niega a conversar con Santos para superar crisis fronteriza

La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín reveló que el presidente Juan Manuel Santos ha intentado comunicarse con Nicolás Maduro pero no ha tenido éxito.
Notimex
27 agosto 2015 9:21 Última actualización 27 agosto 2015 9:23
  [Maduro dijo que se realizarán nuevos ajustes salariales durante el resto del año dependiendo de la inflación./Reuters] 

[Maduro dijo que se realizarán nuevos ajustes salariales durante el resto del año dependiendo de la inflación./Reuters]

BOGOTÁ. El presidente venezolano Nicolás Maduro se negó a responder las llamadas telefónicas del mandatario colombiano Juan Manuel Santos para conversar sobre el cierre de la frontera y las deportaciones masivas, que violan el derecho internacional humanitario.

La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, en declaraciones a la cadena privada Caracol, reveló que el presidente Santos ha intentado comunicarse de forma directa con Maduro, pero el gobernante del vecino país no responde.

Santos “lo llamó el fin de semana y no había recibido respuesta de él”, sostuvo la ministra colombina, quien lleva a cabo gestiones directas para convencer al gobierno de Maduro a reabrir la frontera binacional y suspender las deportaciones masivas.

“Yo estuve conversando con la canciller (venezolana Delcy Rodríguez) y le dije que el presidente (Santos) estaba abierto al momento en el que él (Maduro) lo considerara”, resaltó.

Holguín se reunió este miércoles en Cartagena con la ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, pero no se logró el compromiso por parte de Caracas de abrir la frontera y suspender las deportaciones masivas de colombianos.

El viernes pasado, el presidente Maduro ordenó el cierre de una franja de la frontera con Colombia, después del asesinato de dos miembros de la Guardia Venezolana por parte de una banda de contrabandistas.

Maduro también ordenó allanamientos, destrucción de viviendas y deportaciones masivas de colombianos residentes en los estados venezolanos en la frontera, lo que es rechazado por Colombia.

Cifras oficiales en Bogotá revelaron que en los últimos siete días Venezuela ha deportado más de mil 500 colombianos y otros seis mil han salido por su propia voluntad por temor a ser detenidos por la Guardia Venezolana.