Mundo

Maduro se lanza duro contra Obama

Las diferencias se hicieron presentes en la Cumbre de las Américas. El presidente Nicolás Maduro exigió derogue el decreto que amenaza al país sudamericano, así como también que reconozca la independencia y revolución bolivariana.
Víctor Piz / Eduardo Ortega – enviados
11 abril 2015 13:59 Última actualización 11 abril 2015 14:0
Maduro

denunció que desde la embajada estadounidense en Caracas “se han preparado golpes de Estado para matarme a mí”: Maduro. (Reuters)

Las diferencias también afloraron en la cumbre hemisférica, cuando el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, exigió a su homólogo estadounidense, Barack Obama, que derogue el decreto que amenaza al país sudamericano.

Pidió que “el gobierno de EU y la élite que dirige corrijan el error de origen de este decreto” creado por las oligarquías.

Durante su participación en la primera sesión plenaria de la VII Cumbre de las Américas, Maduro exigió a Obama “reconocer la independencia, soberanía y revolución bolivariana de nuestro país”.

También denunció que desde la embajada estadounidense en Caracas “se han preparado golpes de Estado para matarme a mí”.

Por esa razón, el mandatario venezolano pidió “desmontar la maquinaria de guerra que tienen en la embajada de Estados Unidos en Venezuela”.

Aseguró que Obama “nunca ha contestado un solo mensaje que le mandé”. Además, hace 13 meses envié un embajador a Washington y es la hora que en EU no le han dado el beneplácito.

En un discurso que duró 41 minutos, en vez de los ocho minutos concedidos a cada jefe de Estado, Maduro también fue conciliador cuando dijo a Obama que le tendía su mano para que resolvieran sus diferencias.

Cauto, expresó que “respeto al presidente Obama, pero no confío en él”.

De manera previa, Obama manifestó que los mandatarios del hemisferio podrían pasarse horas hablando de agravios y usar a EU para argumentarlo, pero eso no aporta progreso a la región.

En su turno, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, acusó a su homólogo estadounidense de sostener “a las élites que tanto daño nos han hecho”.

Refiriéndose a Estados Unidos, sostuvo que las élites dominaron y dominan Latinoamérica.

“Ojalá presidente Obama que entienda el daño que han hecho esas élites”, lanzó Correa en su discurso.

Correa dijo que “en Ecuador hemos ratificado todos los acuerdos sobre derechos humanos”.

Y planteó que “es hora de tener un sistema latinoamericano de derechos humanos”.

A manera de respuesta, Obama dijo que “me encantan las clases de historia que recibo aquí, y conozco varios de estos episodios que se han mencionado”.

Reconozco que en Estados Unidos no hemos sido consistentes en la defensa de los derechos humanos y “estoy consciente del hecho de que hay capítulos oscuros en nuestra propia historia”.

Obama dejó en claro que "Estados Unidos mira hacia el futuro, pues no queremos estar atrapados en la ideología, por lo menos yo no lo estoy; me interesan los resultados, no me interesan las argumentaciones teóricas".

Además, dijo que su gobierno está cumpliendo con el llamado de "liberarse de los viejos argumentos, de los viejos resentimientos, que a menudo nos atrapaban en el pasado".