Mundo

Maduro defiende política de derechos humanos en Venezuela y ataca a EU

En un discurso de 45 minutos ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el presidente de Venezuela alabó los beneficios de las políticas socialistas y se quejó del "acoso permanente de los poderes imperiales de los Estados Unidos".
Reuters
12 noviembre 2015 13:2 Última actualización 12 noviembre 2015 13:3
Nicolás Maduro y Cilia Flores

Nicolás Maduro al llegar a la sede de la ONU en Ginebra. (Reuters)

GINEBRA. El presidente Nicolás Maduro defendió en Ginebra la política de derechos humanos de Venezuela, luego de que el principal responsable del área en las Naciones Unidas expresó su preocupación por el sistema judicial del país y el acoso a los opositores.

En un discurso de 45 minutos en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Maduro alabó los beneficios de las políticas socialistas y se quejó del "acoso permanente de los poderes imperiales de los Estados Unidos".

Antes de su participación de Maduro, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al-Hussein, habló a través de un video en el que expresó su "grave preocupación por la independencia de la justicia en Venezuela, la imparcialidad de sus jueces y fiscales y la presión que enfrentan al hacerse cargo de asuntos políticamente sensibles".

Zeid mencionó también la "preocupación, que comparto, por la intimidación, amenazas y ataques contra periodistas, activistas de derechos humanos y abogados".

Maduro rechazó las críticas argumentando que "no es la primera vez que un funcionario lanza acusaciones temerarias, tomadas de las agendas de acoso de la media imperial".

Desde 1996 que Venezuela no permite que funcionarios de derechos humanos de Naciones Unidas realicen visitas para recabar información, según el organismo.

Partidarios de la oposición venezolana y activistas habían hecho un llamado a delegados a boicotear el discurso. Embajadores de grandes países occidentales no asistieron.

Maduro habló tras conocerse el día anterior que Estados Unidos detuvo a dos familiares de su esposa Cilia Flores, a los que acusa de conspirar para traficar cocaína.

Flores estaba entre la delegación de 115 funcionarios venezolanos acreditados para la reunión en Ginebra, pero no respondió a preguntas de periodistas sobre la acusación a sus sobrinos.