Mundo

Maduro baja precios para que venezolanos tengan 'feliz navidad'

En la principal instalación militar de la capital, el gobierno realizó una feria navideña en la que ofrece alimentos, electrodomésticos y computadoras a un tercio de su valor en el mercado. La medida se da luego de que la popularidad de Maduro cayera en septiembre a un mínimo de 30.2 por ciento.
Reuters
13 noviembre 2014 10:57 Última actualización 13 noviembre 2014 13:39
Varios supermercados de Venezuela vivieron hoy peleas entre sus clientes y compras de pánico luego del sistema biométrico para racionar la compra de alimentos anunciado por Nicolás Maduro la noche del miércoles. (Reuters)

Maduro realiza una feria navideña en la que se ofrecen alimentos, electrodomésticos y computadoras a un tercio de su valor en el mercado. (Reuters)

CARACAS.- En la principal instalación militar de la capital, el gobierno socialista de Nicolás Maduro asentó una feria navideña en la que ofrece alimentos, electrodomésticos y computadoras a un tercio de su valor en el mercado.

Al igual que miles de personas, Alberto Monsalve, de 36 años, pasó la noche en la cola para comprar una computadora con un descuento de 83 por ciento a 8 mil 300 bolívares (77.5 dólares al cambio paralelo).

"El gobierno tiene buenas intenciones, pero hay que cambiar la metodología", dijo Monsalve mientras esperaba detrás de una cola de 647 personas. "Tiene que haber más oferta que demanda", se quejó por la excesiva espera.


La medida se da luego de que la popularidad de Maduro cayera en septiembre a un mínimo de 30.2 por ciento y evoca una ola de rebajas en ropa, calzado y electrodomésticos que le permitió al mandatario, a fines del 2013, subir en las encuestas y arrasar en unas elecciones regionales.

"En noviembre y diciembre vamos a garantizar navidades felices para todo nuestro pueblo", dijo Maduro en un acto con militares. "(Cuidaremos) que al pueblo no le roben, que no sea víctima del contrabando".

Maduro y sus ministros acusan a la oposición de fraguar, junto a empresarios, una "guerra económica" que ha azuzado la inflación y el desabastecimiento de bienes básicos y que, asegura, busca derrocarlo.

Sus detractores, sin embargo, sostienen que la inflación superior al 60 por ciento, la escasez y el débil desempeño económico son prueba de que su modelo socialista, implantado por el fallecido Hugo Chávez en 1999, se ha agotado.

GOBERNAR POR ENCUESTAS

En medio de una caída sostenida del precio del petróleo -su principal producto de exportación- y millonarios pagos por vencimientos de bonos en los próximos años, analistas creen que la administración de Maduro debe emprender reformas urgentes para apuntalar la economía, como una unificación cambiaria o el aumento de la gasolina más barata del mundo.

Según ellos, el plan 'Navidades Seguras' apunta a aumentar la aprobación del mandatario, lo que le daría colchón para emprender las impopulares reformas.

"Maduro se ha dejado tiranizar por la audiencia", dijo Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis.

"Un gobierno no puede gobernar por encuestas y este no ha sido capaz de explicarle a la población que debe tomar medidas", agregó.

A diferencia del año pasado, el plan actual contempla garantizar los ingredientes del alimento típico de las navidades venezolanas, la hallaca, así como ferias navideñas en instalaciones militares y del Gobierno donde se venden, "a precios solidarios", alimentos, computadoras y línea blanca.

Además, el heredero político de Chávez decretó un incremento del salario mínimo a partir de diciembre; un alza que le sigue al 30 por ciento de mayo y 10 por ciento de enero para intentar mantener el poder adquisitivo de los venezolanos en medio de la acelerada inflación.

Desde principios de noviembre, unos 27 mil 00 fiscales fueron enviados por Maduro a revisar los precios en centros comerciales, jugueterías, tiendas de electrodomésticos y ropa.

En el primer día de inspección, y secundado por militares, el superintendente de precios justos, Andrés Eloy Méndez, ordenó en un juguetería del centro de Caracas que la famosa muñeca Barbie se vendiera en 553 bolívares (5 dólares), desde los 2.999 previos.

Días después, tras el anuncio de la rebaja transmitido en vivo por la televisora estatal, más de la mitad de las 50 personas que hacían cola en la caja de la misma tienda en el centro de Caracas, llevaban, al menos, una Barbie en la bolsa de compra.

"Llevo seis Barbies antes que se agoten", dijo Carmen Suárez, una madre de dos pequeñas que se animó a pedir permiso en su trabajo para visitar la juguetería, la misma que el gobierno mostró en televisión. "Me dejaron comprarlas todas siempre que no repita el mismo modelo". 

Todas las notas MUNDO
Legisladores de EU se apartan del muro físico de Trump
Trump nominaría a John Kelly como jefe de Seguridad Nacional
Avión se estrella en norte de Pakistán; recuperan 36 cuerpos
Time nombra a Trump como el Personaje del Año
Renzi anuncia que dimitirá este miércoles
Discriminación contra los latinos en EU va en aumento, según estudio
Suman 100 muertos por sismo en Indonesia
Toma de posesión de Trump podría retrasarse por recuento
China y Trump empiezan relación con el pie izquierdo
500 inmigrantes fueron liberados en Texas
Trump quiere cancelar nuevo avión presidencial construido por Boeing
Maduro y Putin conversaron vía telefónica sobre mercado petrolero
Gerente de la aerolínea donde viajó Chapecoense fue detenido
¿Edificios de Trump podrían ser blanco de ataques terroristas?
Llegada de Trump no cambiará el compromiso 'inquebrantable' con la OTAN, asegura Kerry
Amor en los tiempos de Donald Trump
Senado de Brasil desafía orden judicial para cesar a su presidente
Oposición venezolana congela diálogo para exigir salida electoral
Angela Merkel busca cuarto mandato como canciller de Alemania
Cazeneuve es nombrado primer ministro de Francia tras dimisión de Valls
Abe no pedirá perdón en Pearl Harbor, anuncia gobierno
Robots, la verdadera amenaza para empleos de Trump y China
Italia se hunde en un limbo político tras dimisión de Renzi
Moscú y Pekín vetan resolución de la ONU para tregua en Alepo
Presidente de Italia pide a Renzi aplazar su renuncia