Mundo

Lubitz informó de su depresión a escuela de vuelo de Lufthansa

Cuando reanudó su formación en 2009,  Andreas Lubitz entregó a la escuela de aviación documentos médicos que mostraban que pasó un "episodio previo de depresión severa"; Lufthansa había dicho que no conocía nada que hubiera podido hacer que el copiloto lanzara un Airbus A320 contra los Alpes franceses.
Reuters
31 marzo 2015 12:38 Última actualización 31 marzo 2015 12:38
Andreas Lubitz

La policía alemana cateó la casa de los padres de Andreas Lubitz, así como su departamento en Duesseldof. (Reuters)

BERLÍN. El piloto considerado responsable de haber estrellado a propósito un avión de Germanwings en los Alpes la semana pasada informó a funcionarios de la escuela de entrenamiento aéreo de Lufthansa que sufrió una grave depresión, según la aerolínea.

El presidente ejecutivo de Lufthansa había dicho previamente que la compañía no conocía nada que hubiera podido hacer que el copiloto lanzara un Airbus A320 contra los Alpes franceses y que estaba en perfectas condiciones para volar.

Lufthansa afirmó que Andreas Lubitz interrumpió su entrenamiento como piloto durante varios meses, pero después pasó los exámenes médicos confirmando que era apto para volar.

Cuando reanudó su formación en 2009, entregó a la escuela de aviación documentos médicos que mostraban que pasó un "episodio previo de depresión severa", señaló Lufthansa, haciendo referencia a una correspondencia por correo electrónico entre Lubitz y la escuela.

Los fiscales estatales de Düsseldorf dijeron que Lubitz fue tratado por tendencias suicidas antes de obtener su licencia de piloto.

La semana pasada, hallaron certificados de baja laboral rotos que indicaban que Lubitz sufría de una enfermedad que debería haberle dejado en tierra.

Germanwings afirmó que no recibió la notificación de licencia de Lubitz para el día de la tragedia.

Lufthansa, compañía matriz de Germanwings, dijo que entregó los correos electrónicos y documentos adicionales a los fiscales de Düsseldorf tras las investigaciones internas.

La aerolínea alemana ya se enfrentaba a una responsabilidad ilimitada por daños generados por el suceso, indicaron abogados, y ya dio instrucciones a sus aseguradoras para que reserven 300 millones de dólares para lidiar con las demandas, los costos de las labores de rescate y la pérdida del avión.

El comunicado generará previsiblemente un aumento de las preguntas sobre el proceso de supervisión de los pilotos.

Abogados representantes de algunas de las familias de las víctimas pidieron el martes una revisión de las reglas sobre evaluación psiquiátrica de los pilotos.

El estudio de abogados Irwin Mitchell, con sede en Londres, informó que había sido contactado por las familias de las personas que murieron en el accidente.