Mundo

Los no votantes, un desafío para Clinton: sondeo de Bloomberg

Los electores de Estados Unidos que no tienen previsto votar en la elección presidencial pueden importar mucho si las campañas consiguen que cambien de opinión; Clinton se juega mucho más que Donald Trump al captar a este grupo de individuos.
Bloomberg
29 septiembre 2016 17:28 Última actualización 29 septiembre 2016 20:4
clinton

(Bloomberg)

Generalmente los sondeos políticos no hacen alusión a estos individuos: los estadounidenses que no tienen previsto votar.

Sin embargo, en unas elecciones tan reñidas como la carrera presidencial de este año, los que no tienen previsto votar pueden importar mucho si las campañas consiguen movilizarlos hacia las mesas electorales. El último sondeo nacional de Bloomberg Politics muestra que Hillary Clinton se juega mucho más que Donald Trump al intentar motivar a este grupo de individuos.

Por primera vez el sondeo de Bloomberg preguntó a votantes improbables a quién respaldarían si cambiasen de opinión y decidiesen acudir a las urnas. El resultado fue un mayor apoyo a Clinton que a Trump entre los individuos que probablemente no voten, así como un perfil de no votante que se inclina hacia el Partido Demócrata.

1
 

Según los resultados, los que no tienen previsto votar respaldan a Clinton más que a Trump, con una relación de 38 al 27 por ciento, si se decidiesen hacer uso de su voto. Esta diferencia de 11 puntos -sujeta a un margen de error de más o menos 5.5 puntos porcentuales- subraya la importancia de la participación electoral para la campaña de Clinton.

Al Partido Demócrata, comenzando por el presidente Barack Obama, le preocupa la apatía electoral entre la población no blanca. En una comparecencia reciente el actual presidente dijo a la audiencia que lo consideraría como un “insulto personal” si los votantes negros no respaldan a Clinton.

Distintos sondeos, incluido el de Bloomberg, también muestran que los votantes jóvenes son un problema para Clinton. Es más probable que los individuos de menos de 35 años de edad sean no votantes que posibles votantes, en una relación de 54 a 46 por ciento, según muestra el sondeo.

Para hacer frente al problema, la campaña de Clinton está a llevando a cabo más eventos para los votantes jóvenes. El miércoles la candidata apareció en New Hampshire con Bernie Sanders, su principal oponente, en un evento sobre la deuda de los estudiantes universitarios y su propuesta de enseñanza universitaria gratuita para las familias con ingresos inferiores a los 125 mil dólares.

Hillary Clinton. (Especial)


La campaña de Clinton dijo el miércoles que está intentando organizar más eventos con Sanders porque éste tiene un fuerte atractivo entre los millennials y aquellos que piensan apoyar a candidatos de un tercer partido debido a su afiliación independiente como senador de Vermont. “Es una voz especialmente poderosa en ese frente”, dijo a medios Jennifer Palmieri, directora de comunicación de Clinton.

Se espera que en octubre la campaña de Clinton se centre más en los esfuerzos para alentar el voto, especialmente en los estados reñidos donde se llevará a cabo una votación temprana. Los esfuerzos de Trump para estimular la participación, que dependen en gran medida del Comité Nacional Republicano, también aumentarán en intensidad.

En estos momentos de la campaña, los sondeos generalmente seleccionan a los encuestados cuyo voto consideran probable. La definición de este grupo de individuos difiere -en algunas ocasiones significativamente- de un sondeo a otro.

Selzer & Co., una firma con sede en Iowa a cargo del sondeo de Bloomberg, pregunta a aquellos individuos que responden al teléfono si han votado ya, si votarán sin lugar a dudas, si probablemente voten, si podrían o no votar o si probablemente no voten. Sólo aquellos que responden que han votado ya, o que definitivamente votarán, se consideran probables votantes.

El sondeo también muestra que Clinton tiene un potencial importante si es capaz de convencer a los no blancos de que voten.

Entre los individuos no blancos, un 52 por ciento son votantes probables frente al 48 por ciento que se considera no votantes en el sondeo. Entre los blancos, grupo clave para el éxito de Trump, un 74 por ciento de los contactados se consideraron votantes probables, mientras que un 26 por ciento se consideran no votantes.

El sondeo fue realizado entre el 21 y 24 de septiembre e incluyó a mil 2 probables votantes y a 324 encuestados no clasificados como votantes probables.