Mundo

Los incendios no dan tregua en Chile

Las autoridades en Chile anunciaron este sábado un aumento en el número de incendios que asolan al país, mientras que la ayuda internacional no deja de llegar para enfrentar al peor desastre forestal en la historia de la nación.
AP
28 enero 2017 10:55 Última actualización 28 enero 2017 12:37
Incendio en Chile

Incendio en Chile

La Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI) reportó 135 incendios activos en el centro sur de Chile, 71 de ellos en combate, 59 contenidos y cinco extinguidos. El viernes había 118 focos activos.

Los siniestros ya han dejado 11 fallecidos, 2 mil 25 personas albergadas, 3 mil 270 damnificados y mil 89 viviendas destruidas, según ONEMI.

Las condiciones climatológicas no son muy favorables para este sábado ya que aunque amaneció nublado se espera una jornada de calor con viento.

Mientras, la ayuda internacional sigue llegando. La presidenta Michelle Bachelet confirmó el sábado que un avión ruso especializado, el IIyushin II-76, ya iba en camino y apoyará al Supertanker, el avión más grande del mundo contra incendios capaz de lanzar 73 mil litros de agua.

Aunque el avión ruso es más pequeño —con capacidad de 40 mil litros de agua— esto le permitirá utilizar varios aeropuertos, comparado con el Supertanker que sólo puede operar desde los aeropuertos de Santiago o Concepción.

Bachelet confirmó también la llegada de 287 brigadistas desde varios lugares del mundo: México, Perú, Argentina, Panamá, Portugal, Francia y España.


Los expertos se suman a los más de 4 mil brigadistas chilenos y 46 pequeñas aeronaves que están desplegados por las siete regiones afectadas, la mayoría en el centro sur del país.

La Corporación Nacional Forestal (CONAF) informó que de noviembre a la fecha los siniestros han consumido 387 mil 374 hectáreas, la mayoría en las últimas dos semanas.

El organismo forestal detalló que de 2015 a 2016 fueron arrasadas 10 mil 593 hectáreas frente a las 488 mil 887 hectáreas consumidas del periodo 2016-2017 hasta el momento.

El fuego se ha visto favorecido por altas temperaturas, vientos y sequía de años, aunque se investiga la posibilidad de que algunos de ellos hayan sido intencionados. Hasta el momento 34 personas, todas chilenas, han sido detenidas por supuesta intencionalidad en los fuegos.

"Es verdad que estamos ante un precedente especial de calor, de viento, de baja humedad que hace mucho más riesgoso, pero hay una serie de elementos que son extraños y que los expertos están investigando", comentó Bachelet descartando que por el momento los indicios permitan suponer que hay una acción organizada.

Mientras, el poblado de Santa Olga, donde unas mil casas quedaron reducidas a cenizas el jueves, busca ponerse en pie y ya comenzó a recuperar parte del tendido eléctrico.

En otras zonas, siguen las labores de reconstrucción y ya hay acciones de acopio en todos los puntos del país.