Mundo

Los fantasmas de Foggy Bottom

Gabriel Moyssen
12 abril 2015 22:34 Última actualización 13 abril 2015 5:0
Hillary Clinton busca ser la candidata demócrata para la presidencia de EU. (Reuters)

Hillary Clinton busca ser la candidata demócrata para la presidencia de EU. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- Si bien Hillary Clinton supera en las encuestas a los aspirantes republicanos a la Casa Blanca, los observadores en Estados Unidos no descartan que su ventaja se estreche después de la convención oficialista en Filadelfia que la ungirá en junio de 2016, en especial si su rival será, como todo indica, Jeb Bush, exgobernador de Florida, quien disfruta de recursos económicos y de un bloque político tan poderosos como los de la demócrata, una figura polarizante por su postura liberal hacia el matrimonio gay y el aborto.

A Clinton, además, pueden afectarle los pasivos de sus cuatro años de gestión en el barrio diplomático de Foggy Bottom en Washington, entre los que destacan el ataque islamista al consulado de EU en Bengazi, Libia, donde murió en 2012 el embajador Christopher Stevens, quien habría sido un contacto para la entrega de armas a los mismos radicales y, en este 2015, la revelación de que usó su correo electrónico privado en lugar del institucional, como establece la ley.

Clinton argumenta que borró 30 mil de los 60 mil correos que envío y recibió, por ser de “naturaleza personal”. Capitulo aparte es la Fundación Clinton ––a través de la cual financiará en forma indirecta la campaña––, que desde 2001 ha recibido más de 2 mil millones de dólares en donativos, muchos de ellos procedentes de países con un negro historial en derechos humanos, como Emiratos Árabes Unidos, Colombia, Marruecos y Arabia Saudí.