Mundo

Llegan al último cara a cara con Clinton en ventaja

Obama pide a Trump que deje de “lloriquear” y se ponga a buscar votos con propuestas concretas. 
Agencias
18 octubre 2016 20:53 Última actualización 19 octubre 2016 5:0
Debate (Reuters)

Debate (Reuters)

WASHINGTON, DC. .- Los candidatos, Donald Trump y Hillary Clinton, llegan este miércoles a su tercer y último debate en medio de una renovada ola de ataques ante nuevas revelaciones personales que han opacado la discusión de temas sustantivos, a tres semanas de las elecciones del 8 de noviembre.

Este escenario pareciera anticipar que el encuentro cara a cara entre los dos principales aspirantes a ocupar la Casa Blanca, podría enfilarse en la misma dirección que tomó el segundo debate, celebrado la semana pasada en St. Louis Missouri.

Para muchos observadores y analistas ese debate se redujo a un desagradable, hostil y por momentos vulgar espectáculo donde la civilidad estuvo ausente desde el primer momento en que ambos candidatos salieron al escenario y rehusaron saludarse de mano.

Para Trump, el debate de hoy en Las Vegas, Nevada, ofrecerá la última oportunidad para generar mayor atracción en su campaña y llegar a la cita del 8 de noviembre mejor posicionado.

Pero la mayoría de las recientes encuestas de opinión han colocado al millonario en desventaja frente a su contrincante demócrata, Hillary Clinton, quien parece resultar beneficiada por la reciente controversia provocada por los comentarios lascivos del republicano, aunque no lo ha aprovechado del todo.

Las encuestas

Una encuesta conjunta de NBC News/SurveyMonkey, dada a conocer ayer, previo al debate, colocó a Clinton con un respaldo de 46 por ciento entre los electores que planean votar, contra 40 por ciento para Trump.

Otro sondeo conjunto de NBC/Wall Street Journal/Telemundo, difundido también ayer, dio cuenta de un amplio apoyo a la demócrata entre los electores hispanos, 67 por ciento de los cuales expresaron su respaldo a la exsecretaria de Estado, contra apenas siete por ciento para el magnate.

En un último impulso a su candidata, previo al cara a cara, el presidente Barack Obama calificó de “irresponsables” y “sin precedentes” las denuncias de Trump sobre un fraude en los comicios y le aconsejó que “deje de lloriquear” y se concentre en ganar votos con sus propuestas.

“Invito cordialmente al señor Trump a dejar de lloriquear e intentar usar argumentos para ganar las elecciones”, dijo Obama, saliendo así al cruce de la ola de denuncias de fraude que el magnate viene formulando en los últimos días, sin presentar pruebas.