Limusina atropella a transeúntes en NY; hay 20 muertos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Limusina atropella a transeúntes en NY; hay 20 muertos

COMPARTIR

···

Limusina atropella a transeúntes en NY; hay 20 muertos

El vehículo, que iba a exceso de velocidad, se estrelló contra una camioneta estacionada afuera de la tienda Apple Barrel Country. El conductor, así como los pasajeros y dos transeúntes, murieron.

07/10/2018
Actualización 07/10/2018 - 16:11
La policía de Nueva York analiza el caso del atropellamiento.

Una limusina se pasó una señal de alto al final de una autopista y embistió una camioneta estacionada, causando la muerte de las 18 personas al interior del vehículo y otros dos peatones, en el accidente de transporte más letal en casi una década en Estados Unidos, informaron este domingo las autoridades.

El choque ocurrido el sábado por la tarde causó caos en un popular destino turístico en el norte del estado de Nueva York. Testigos dijeron que vieron cuerpos en el suelo y ramas de árboles por todas partes.

La limusina Ford Excursion 2001 transitaba en dirección al suroeste en la Ruta 30 en Schoharie, a unos 270 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, a eso de las 2 de la tarde cuando no se detuvo en la parada de la Ruta 30A, comentó el primer superintendente adjunto de la policía estatal, Christopher Fiore, en conferencia de prensa en Latham, Nueva York.

El vehículo atravesó la autopista y chocó contra una camioneta sin pasajeros que estaba estacionada en la tienda Apple Barrel Country, lo que provocó la muerte del conductor y los 17 pasajeros, así como de otras dos personas que se encontraban afuera del vehículo.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte está investigando el caso, precisó el presidente de esta organización, Robert Sumwalt.

El choque "sonó como una explosión", declaró Linda Riley, de Schenectady, quien estaba de compras con sus hermanas y estaba estacionada en la tienda al momento del accidente.

Cuando salió de su auto, ella vio un cuerpo en el suelo y ramas de por todas partes, afirmó. La gente comenzó a gritar.

La gerente de la tienda, Jessica Kirby, dijo al New York Times que la limusina iba en bajada "probablemente a más de 97 kph".

Vía Facebook, la tienda agradeció el sábado a los socorristas por su trabajo. La tienda agregó el domingo que estaba abierta y "le vendrían bien unos abrazos".

Las autoridades no revelaron los nombres de las víctimas ni otros detalles, pero la policía estatal abrió un número de emergencia para familiares de afectados.

Fiore no comentó sobre la velocidad de la limusina ni sobre si los pasajeros del vehículo estaban usando sus cinturones de seguridad.