Mundo

Limpian daños de los disturbios en Baltimore; hay 200 detenidos

La oficina de la alcaldesa de la entidad dijo que 15 edificios fueron incendiados y 144 vehículos,  y hubo cerca de 200 personas arrestadas; la policía reportó 15 oficiales heridos, seis de ellos de gravedad.
Reuters
28 abril 2015 10:59 Última actualización 28 abril 2015 11:14
(Reuters)

Habitantes limpian la zona de los disturbios. (Reuters)

BALTIMORE.- Los habitantes de Baltimore comenzaron a limpiar el los daños provocados por los disturbios e incendios declarados tras el funeral de un joven negro de 25 años, quien murió luego de una herida en la columna vertebral mientras estaba bajo custodia policial.

La oficina de la alcaldesa dijo que fueron incendiados 15 edificios y 144 vehículos, y que fueron arrestadas cerca de 200 personas; mientras que la policía informó que hubo 15 oficiales heridos, seis de ellos de gravedad.

Hoy voluntarios barrían los restos calcinados frente a una farmacia CVS, mientras decenas de policías antidisturbios vigilaban la zona y los bomberos trataban de mojar los restos humeantes.


"Estoy aquí para ayudar", dijo Shaun Boyd, de 30 años, mientras barría cristales rotos. "Es mi ciudad".


Los alborotadores saquearon tiendas, farmacias y un centro comercial, y se enfrentaron con policías antidisturbios, en los disturbios más violentos registrados en Estados Unidos desde los de Ferguson, Misuri, a finales de 2014.

La muerte de Gray dio nuevos bríos al malestar ciudadano por el trato policial a los afroamericanos, que explotó el año pasado tras la muerte a manos de la policía de hombres negros desarmados en Ferguson, Nueva York y otras partes.

La violencia pareció sorprender con la guardia baja a los funcionarios y líderes comunitarios de la ciudad, tras una semana de manifestaciones pacíficas en su mayoría por la muerte de Gray el 19 de abril.

Unidades de la Guardia Nacional comenzaron a desplegarse el martes por la ciudad, también frente a la comisaría a la que estaban trasladando los policías a Gray cuando resultó herido.

ESTADO DE EMERGENCIA

El gobernador de Maryland, el republicano Larry Hogan, declaró el estado de emergencia e impuso una semana de toque de queda en la localidad de mayoría negra desde la noche del martes, con excepciones para emergencias laborales y médicas.

Respondiendo a las críticas que aseguraban que no respondió lo suficientemente rápido a los hechos, la alcaldesa, Stephanie Rawlings-Blake, dijo a CNN: "Fue un incidente que comenzó este mediodía (...) Creo que no habría sido apropiado traer a la Guardia Nacional cuando lo teníamos bajo control".

El lunes, grupos de jóvenes lanzaron piedras a la policía, reventaron los vidrios de varios autos y cortaron dos veces la manguera de los bomberos que intentaban apagar un incendio.

Los colegios de Baltimore cerraron el martes en esta ciudad de 620.000 habitantes situada a 64 kilómetros de la capital.

"Cuando uno ve la destrucción, hay que darse cuenta también de que hay dolor detrás de mucho de esto", dijo el legislador demócrata Elijah Cummings, quien pidió a Rawlings-Blake que ordene una revisión de los cuerpos de seguridad en la ciudad.

Afirmó que la alcaldesa debe "asegurarnos que el Departamento de Policía será revisado de arriba abajo, desde las multas de aparcamiento a las acusaciones de asesinato".

Gray fue arrestado el 12 de abril cuando huía de la policía. Fue transportado a la comisaría en un furgón, sin cinturón de seguridad, y sufrió una lesión en su espalda que acabaría causándole la muerte una semana después.

Un abogado de la familia Gray asegura que su espina dorsal estaba cortada en un 80 por ciento a la altura del cuello mientras permanecía bajo custodia.

Seis oficiales fueron suspendidos y el Departamento de Justicia está investigando posibles violaciones de los derechos civiles.