Mundo

Líderes mundiales se reúnen para conmemoración del Día D

Los presidentes Obama, Hollande y Putin conmemoran aniversario del septuagésimo aniversario del desembarco de Normandía, conocido como el Día D; occidente espera que Putin reconozca a líder ucraniano.
Agencias
05 junio 2014 22:6 Última actualización 06 junio 2014 5:0
Un veterano británico de la Segunda Guerra Mundial en el marco del Día D. (Reuters)

Un veterano británico de la Segunda Guerra Mundial en el marco del Día D. (Reuters)

COLLEVILLE-SUR-MER. Líderes mundiales se reunirán hoy viernes para conmemorar el septuagésimo aniversario del desembarco de Normandía, conocido como el Día D, que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial, un encuentro que el anfitrión Francia espera que traiga distensión a Ucrania.

Habrá guirnaldas, desfiles, paracaidistas y fuegos de artificio en homenaje al mayor asalto anfibio de la historia, que el 6 de junio de 1944 puso a 160 mil efectivos estadounidenses, británicos y canadienses en las costas francesas para enfrentar a las fuerzas de la Alemania Nazi.

Al presidente francés, Francois Hollande, lo acompañarán 17 líderes, entre ellos, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama; el primer ministro británico, David Cameron; Stephen Harper de Canadá, Angela Merkel de Alemania y el presidente ruso Vladimir Putin.

Y si bien la unidad de los aliados y sus sacrificios serán el gran tema de la conmemoración del Día D, los líderes conversarán en privado sobre el principal reto de seguridad que ha tenido Europa desde la Guerra Fría: Ucrania.

La anexión de Crimea por parte de Rusia en marzo y el enfrentamiento en el este de Ucrania entre fuerzas de Gobierno y separatistas prorrusos han llevado las relaciones de Rusia con la Unión Europea y Estados Unidos a su peor momento en décadas.

Diplomáticos franceses han dicho que Hollande espera que Putin al menos estreche manos con el presidente electo de Ucrania, Petro Poroshenko, en los márgenes de la ceremonia, lo que podría mostrar un primer paso hacia una distensión.

Putin, quien se ha mostrado dispuesto a reunirse tanto con Poroshenko como con Obama en Francia, todavía tiene que reconocer la legitimidad del líder ucraniano, quien está previsto que jure como presidente el sábado.

Desaire en la Cumbre

"Es también un gran evento internacional que debería servir a los intereses de la paz", dijo Hollande, en referencia a los desafíos para la diplomacia que subyacen a la ceremonia.

Una cumbre del G7 en Bruselas, a la que Putin no fue invitado por la molestia con la intervención rusa en Ucrania, trató de "hablar con una sola voz (...) sobre todo sobre Ucrania", añadió Hollande.

Obama dijo el jueves a periodistas que Rusia se enfrentará a más sanciones si no reconoce al nuevo Gobierno de Ucrania y no trata de calmar la violencia de militantes en el este de la ex república soviética vecina de Rusia.

Las relaciones de Rusia con Ucrania, así como las con Europa y Estados Unidos, están muy dañadas, tras las protestas que depusieron al presidente ucraniano prorruso en febrero y la anexión de Crimea.

Obama y Hollande cenaron juntos el jueves en París, para discutir maneras de bajar la tensión en Ucrania, antes que el presidente francés tuviese una segunda cena con Putin.

Las dos comidas aparte muestran las dificultades que han tenido los funcionarios franceses para mantener separados a Obama y Putin en París, a pedido de Estados Unidos, antes de la conmemoración del Día D.