Líderes financieros del G-7 se lanzan contra Trump por aranceles
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Líderes financieros del G-7 se lanzan contra Trump por aranceles

COMPARTIR

···

Líderes financieros del G-7 se lanzan contra Trump por aranceles

Los otros seis países miembros del G-7 le pidieron a Mnuchin que llevara a Trump 'un mensaje de pesar y decepción' por los aranceles impuestos al aluminio y acero.

02/06/2018
Actualización 03/06/2018 - 16:02
Donald Trump

Los líderes financieros de los aliados de Estados Unidos expresaron el sábado su enojo por los aranceles de importación de metal del gobierno de Donald Trump, pero terminaron una reunión de tres días en Canadá sin soluciones, lo que anticipa una pelea en la cumbre del G-7 la próxima semana en Quebec.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, no logró aliviar la frustración de sus colegas del Grupo de los Siete sobre los aranceles de 25 por ciento sobre el acero y de 10 por ciento sobre el aluminio que Washington impuso a México, Canadá y la Unión Europea esta semana.

Los otros seis países miembros del G-7 le pidieron a Mnuchin que llevara a Trump "un mensaje de pesar y decepción" por los aranceles, dijo el ministro de Finanzas canadiense, Bill Morneau, en una conferencia de prensa luego de una reunión de tres días en el resort de Whistler.

"Nos preocupa que esas acciones no sean propicias para ayudar a nuestra economía, en realidad son destructivas, y eso se mantiene sistemáticamente en los seis países que expresaron su punto de vista al secretario Mnuchin", agregó Morneau.

En una declaración emitida por Canadá, los funcionarios de Finanzas del G-7 acordaron que "se necesita una acción decisiva" sobre el tema de los aranceles en una cumbre de líderes del grupo la próxima semana en Charlevoix, Quebec.

Tras la reunión, Mnuchin declaró a medios que él no formaba parte del comunicado y que Trump estaba enfocado en "equilibrar nuestras relaciones comerciales". El funcionario rechazó de que Estados Unidos eludía las normas de comercio internacional con los aranceles o cedía el liderazgo económico global.

"No creo que de ninguna manera Estados Unidos esté abandonando su liderazgo en la economía global, sino todo lo contrario", afirmó Mnuchin, agregando que le ha transmitido algunos de los comentarios del G-7 a Trump.

El sábado, Trump se quejó en Twitter de aranceles más altos cobrados por algunos socios comerciales de Estados Unidos en virtud de los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio.

"Estados Unidos debe, por fin, ser tratado justamente en el Comercio. Si le cobramos CERO a un país por vender sus productos, y nos cobran 25, 50 o incluso 100 por ciento por vender los nuestros, es INJUSTO y ya no puede ser tolerado. ¡Eso no es comercio libre o justo, es comercio estúpido!", escribió Trump en la red social.

Los otros seis países del G7 están pagando los aranceles, que en gran medida están destinados a frenar el exceso de producción en China. El tema dominó las discusiones en la reunión de finanzas en el Whistler, Columbia Británica.

Los otros seis países del G7 están pagando los aranceles, que en gran medida están destinados a frenar el exceso de producción en China. Las exenciones expiraron el viernes para Canadá, México y la UE, mientras que los productores de metales japoneses están pagando tarifas desde el 23 de marzo.

Canadá y México, que están en conversaciones con Estados Unidos para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, respondieron a la medida de los Estados Unidos al anunciar sus propios gravámenes sobre una variedad de exportaciones estadounidenses.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, dijo que a Estados Unidos le quedan pocos días para evitar provocar una guerra comercial con sus aliados y que le corresponde a Washington tomar medidas para reducir las tensiones. Agregó que la UE estaba preparada para tomar medidas contra los aranceles.

La reunión de los principales responsables de política económica se consideró un preludio a las disputas comerciales que dominarán la cumbre de dos días del G-7, que comienza el viernes en Quebec.