Mundo

Líder supremo de Irán aplaude levantamiento de sanciones

El ayatolá envió una carta al presidente de Irán y felicitarlo por la implementación del acuerdo nuclear, aunque dejó en claro que Washington debía seguir siendo tratado con desconfianza.
Reuters
19 enero 2016 7:8 Última actualización 19 enero 2016 7:9
 [Reuters] Israel ha amenazado con una acción militar contra Irán si no abandona sus actividades nucleares. 

[Reuters] Israel ha amenazado con una acción militar contra Irán si no abandona sus actividades nucleares.

DUBÁI.- El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, aplaudió el levantamiento de las sanciones internacionales contra su país, pero advirtió que Teherán debe seguir siendo cauteloso respecto de su antiguo enemigo Estados Unidos.

La televisión estatal reportó que Khamenei escribió al presidente Hassan Rouhani para felicitarlo por la implementación del acuerdo nuclear, que llevó al levantamiento durante el fin de semana de las sanciones de Estados Unidos, la Unión Europea y Naciones Unidas.

En sus primeros comentarios desde que el acuerdo entró en vigencia, la máxima autoridad de Irán dejó claro que Washington debía seguir siendo tratado con desconfianza. No mencionó el sorpresivo intercambio de prisioneros que también ocurrió este fin de semana.

"Reitero la necesidad de estar alerta sobre el engaño y la traición de países arrogantes, especialmente Estados Unidos, en este tema (nuclear) y otros temas", dijo Khamenei.

"Tengan cuidado de que la otra parte cumpla totalmente con sus compromisos. Los comentarios realizados por algunos políticos estadounidenses en los últimos dos, tres días son sospechosos", agregó.

Aspirantes republicanos a la presidencia de Estados Unidos han criticado el acuerdo y algunos funcionarios iraníes temen que Washington pueda abandonarlo cuando el presidente Barack Obama deje el cargo a principios de 2017.

Las esperanzas de un acercamiento más amplio entre ambos países quedaron destrozadas el domingo cuando Washington impuso nuevas sanciones contra compañías acusadas de apoyar el programa de misiles balísticos de Irán, lo que generó una dura respuesta de parte de funcionarios iraníes.